Crisis de Siria: un regreso con pena y esperanza

Dejo Amán junto a Diana, directora de Comunicación de UNICEF Comité Español. Con pena, ya que hemos visto mucho dolor, pero con esperanza, dado que hay mucha gente luchando para sobrevivir y muchas instancias apoyándolos dentro y fuera de Jordania. Nos impacta el fastuoso aeropuerto y la moderna autopista que nos lleva hasta allí. 

Ayer por la tarde di una vuelta por el centro de esta capital bulliciosa y llena de tiendas de ropazapateríasjoyerías y otros comercios donde no vi mucha gente comprando ya que los precios son altos y el turismo todavía reducido. Pero la ciudad crece y el país está dispuesto a afrontar sus grandes retos. El crecimiento se mantendrá en torno al 3,5% anual, y la gran apuesta del país es el enorme esfuerzo en un sistema educativo que mantiene a 200.000 estudiantes extranjeros de ochenta y cinco nacionalidades; a lo que hay que unir los servicios puestos en marcha para atender a los refugiados cuyo coste alcanza los 300 millones de euros. La ayuda internacional en este sector, según The Jordan Times, cubre solo el 25% de la educación formal y el 38% de la dedicada a los refugiados.

Empapado estos días de la realidad de los refugiados, no me cabe duda de que la agenda de actuación debe pasar por dos pilares fundamentales. Por una parte, integrar progresivamente en el mercado laboral a los trabajadores migrantes, para lo que el gobierno jordano, con legitimidad, está pidiendo apoyo internacional –ya lo hizo en la Conferencia de Donantes de Londres del pasado mes de febrero–. El tema no está exento de complejidades técnicas pero parece que hay voluntad de avanzar.

CRISIS DE SIRIA: EN LOS CAMPOS DE REFUGIADOS, LA PALABRA MÁS ESCUCHADA ES "EDUCACIÓN"

Por otro lado, es también necesario abordar la reforma que permita incorporar al sistema educativo a los niños y jóvenes sirios, casi un 15% del total de la población de Jordania, según el último censo del 2015. En los campos de refugiados, y en especial en Zaatari, las palabras más escuchadas a los padres son “educación y educación”. Compruebo que su espíritu de resistencia y su coraje es lo que mantiene vivas las aspiraciones de sus hijos.

Es un orgullo ver cómo UNICEF, con sus profesionales, se bate el cuero en varias áreas del campo: en las docenas de escuelas formales y en las 10 Escuelas Makani que brindan a los niños más vulnerables oportunidades en materia de desarrollo autónomo con servicios de educación sustitutivaapoyo psicosocial y capacitación para la vida, y que van a llegar pronto a 280 en todo el país; también en la gestión del agua, tan fundamental para la supervivencia y la salud de las familias. 

En este sentido, me impresiona cómo el equipo de UNICEF puede repartir cada día 3,4 millones de litros de agua y llegar a todos los rincones del inmenso campo. Y me llama la atención la buena gestión del campo, y la relativa estabilidad y tranquilidad de sus "calles". Cabe felicitar por el trabajo de coordinación a ACNUR, con Hovig Etyenmezan al frente, con las más de cuarenta organizaciones nacionales e internacionales que trabajan y aportan su ayuda. A los que nos ha tocado hacer esa tarea como Coordinadores Residentes de Naciones Unidas sabemos lo complejo de este trabajo.

CRISIS DE SIRIA: BECAS PARA ESTUDIANTES REFUGIADOS

Me queda la duda de saber qué va a pasar, como planteaba el propio Hovig Etyenmezan con acierto en el programa Hora 25 de la Cadena Ser ­–conducido como siempre con maestría por Àngels Barceló–, con los jóvenes que terminan sus estudios de secundaria y que ambicionan pasar a la universidad. Jordania ya ofrece algunas becas, pero deberíamos reaccionar rápido desde el sector universitario y desde aquellos ámbitos empresariales con alianzas en el mundo universitario, para estudiar la puesta en marcha de una gran pasarela y un programa de acogida y becas para estudiantes sirios, fundamentalmente dirigidos a carreras técnicas que tienen mucha demanda. 

Me consta que se está trabajando en esa línea; y me alegra que la Universidad Camilo José Cela, en la que dirijo el Instituto para la Cooperación y el Desarrollo Humano, haya sido pionera en su compromiso con diez becas para estudiantes refugiados. Creo que con muy bajo coste y a través de cursos online en inglés y árabe se podría hacer un trabajo rápido y fecundo. ¿Alguien ha pensado en abrir una universidad escuela técnica para los campamentos o en los propios campamentos? Seguro que ha habido algunas tentativas.

Me voy de Zaatari y de Jordania con la sensación de generosidad de este país y sus gentes con los refugiados, algo que no se ve generalmente en Europa si exceptuamos la compleja y mal entendida apuesta de la canciller Angela Merkel. Hay que colaborar con Jordania, por su significado y su estabilidad en esta región tan convulsa y porque puede ser un ejemplo para el mundo en la integración de los refugiados.

CRISIS DE SIRIA: NO permitamos que se pierda una generación de niños sirios

No olvidemos nunca a los más de 5 millones de refugiados sirios mientras persiste este conflicto. Tienen derecho a una vida digna, a insertarse plenamente en los países de acogida o, si se pudiera, a volver a lo que quede de sus casas y entornos. Apelemos a la generosidad de los padres fundadores de Europa, al espíritu de la Carta Europea de los Derechos Humanos de 1951 y a la Declaración Universal de 1948 que la precedió. Ésta, en su artículo 29, señala que "todas las personas tenemos deberes con la comunidad". Y también ellos son comunidad. No permitamos que se pierda una generación de 10 millones de niños y niñas de aquel país por la guerra. No solo pierde Siria, sino Oriente Medio y el mundo; pierde en talentocreatividad derechos humanos. Esta guerra tiene rostro de infancia. Pero, porque nacieron y vivieron en la guerra, ellos pueden ser los que traigan la paz y el progreso a su país.

Antes de terminar quiero enviar nuestro más cálido agradecimiento al sincero y contundente compromiso de la Cadena SER, de Àngels Barceló y de su magnífico equipo. Somos una verdadera alianza en esta materia y su trabajo nos permite llevar a todos los rincones la realidad de este conflicto. Un conflicto y un problema global que afecta a tres continentes

Ahora es necesario que la tregua se estabilice, que el proceso de paz arranque, que se hagan concesiones por las partes y comience la reconciliación, que se distribuyan rápida y equitativamente los 10.000 millones de euros comprometidos en la Conferencia de Londres, y que Europa flexibilice sus miedos restricciones. Nada más y nada menos. Y si los adultos no saben cómo hacerlo que les pregunten a los 8,4 millones de niños directamente afectados. A lo mejor encuentran respuestas pragmáticas y espontáneas fuera de los conciliábulos misteriosos de los pasillos de la política. El medio y largo plazo de una generación, aunque no cotiza en Bolsa, pide paso desesperadamente.

No dejes de ocuparte y movilizarte por Siria. Convoca a tus amigos y personas cercanas. Apoya a UNICEF a través de nuestra página web o llamando al 902 314 131.

Mil gracias desde el aire entre Amán yMadrid.

Post por Carmelo Angulo, presidente de UNICEF Comité Español