Crisis de Siria: temor en mentes y corazones

Post de Kumar M. Tiku, UNICEF en Siria. 

A principios de 2013, 1.200 estudiantesasistían a una escuela primaria en el centro deDamasco. Un día una bomba estalló cerca de la escuela. Los niños pudieron escapar, pero la asistencia escolar seredujo a apenas 400 estudiantes. Muchos padres, temiendo por la vida de sus hijos,dejaron de enviarlos a laescuela.Esta es sólo una de las muchas escuelas de Siria que refleja el nivel detemor que vive en los corazones y las mentes de los niños y sus familias.

Aunque la asistencia a la escuela ha aumentado hasta 900 alumnos, el miedo permanece.

Afaf, consejera de la escuela, dice: "Ahora hay más niños que se hacen pis encima, una señal de que tienen miedo y están nerviosos. Se asustan especialmente cuando oyen los terribles sonidos de los misiles”.

Crisis de siria, un conflicto con rostro de niño

Samer* (12 años), perdió un año de escolaridada causa del desplazamiento constante. Afirma que puede saber si el bombardeo está cerca o lejos: "Lo aprendí cuando un proyectil cayó en el último piso de nuestra casa cerca Harasta (Damasco Rural). Dejamos nuestra casa ese mismo día. A medida que comenzamos a caminar, otro proyectil cayó en nuestro vecindario. Después nos enteramos de que otro proyectil cayó en nuestra casa”.

Sabeen (10 años) cuenta que dejó la casa de su familia en A'dra, también en Damasco rural, cuando fue alcanzada por los proyectiles. "Una gran cantidad de cristales de vidrio se rompieron, pero nadie resultó herido. Nos acurrucamos cerca de mi padre y lloramos. Él trató de calmarnos. Después de unos días nos fuimos a Damasco". 

"Los niños están tratando de hacer frente a laviolencia", dice Afaf. “En su mayoría, cuando juegan, reproducen enfrentamientos, luchando y compitiendo unos con otros".

Afaf habla de Rami,de 10 años, que llevaba un cuchillo a la escuela. Rami no soltaba el cuchillo diciendo que era para protegerse.

"Sus padres ni siquiera eran conscientes de que Rami llevaba escondido el cuchillo en una bolsa. Acudió a sesiones para sentirse más tranquilo y superar algunos de sus miedos”.

"Los niños en toda Siria están soportando mucha violencia y acontecimientos traumáticosde manera regular", dice Insaf Nizam, Jefe de Protección de la Infancia de UNICEF en Siria. "Muchos niños han sido testigos de cosas que ningún niño debería experimentar. El conflicto está suponiendo un verdadero desgaste físico y emocional para ellos y su futuro desarrollo".

la terrible consecuencia del abandono escolar

El conflicto ha afectado gravemente a la asistencia escolar: se estima que un millón de niños no va a la escuela en Siria.

Mientras que la tasa de asistencia nacional se sitúa en el 73 por ciento de media, en Aleppo es del 50 por ciento, y del 54 por ciento en Deir ez Zour, donde el conflicto es más intenso .

Otro millón de niños, aunque siguen inscritos en las escuelas, están en riesgo de abandonarla porque no pueden acudir a la escuela de forma regular. Algunos ya han perdido dos o tres años de escolaridad.

Afaf dice que la posibilidad de realizar actividades recreativas ayuda a canalizar la energía y los pensamientos de los niños en una dirección positiva: "Los niños adoran las actividades que les permiten trabajar juntos y disfrutar de la experiencia del pensamiento creativo".

* Para esta historia se han utilizado nombres ficticios.