Crisis de Siria: sobrevivir en una ciudad fantasma

Post de Belén Ruiz-Ocaña, editora web de UNICEF Comité Español

Una familia deambula entre los escombros de una ciudad fantasma. 

Caminan por una calle vacía. A los lados, edificios derruidos. No hay gente. No hay casas. No hay comercios. No hay nada. 

En sus manos llevan bolsas, cestas, cajas. Tal vez todo lo que les queda. Quizá van arrastrando lo único que tienen

Están en la ciudad más grande de Siria, la más poblada del país. Alepo, que en 2006 fue nombrada capital de la cultura islámica. Hoy es objetivo de los bombardeos y laviolencia

La vida es insostenible en Alepo. 

La imagen forma parte de una serie de fotografías sobre la guerra de Siria tomadas por el autor sueco Niclas Hammarström. Han recibido el Premio Foto del Año UNICEF 2013

"La gente tiene que vivir su vida como puede", recuerda el fotógrafo. "Tienen que buscar comida y comprarla. Tienen que ir al colegio, si está abierto, e ir a trabajar, si tienen un trabajo al que acudir. La gente trata de hacer unavida normal, pero es muy difícilcuando no tienes ni electricidad, ni agua, ni comida".

Por eso 2,4 millones de personas han abandonado ya Siria. Están refugiados en los países vecinos, donde tratan de reconstruir su presente y su futuro. 

No sabemos si la familia de esta fotografía se dirigía a otra zona de la ciudad. Si huían de un país en el que las esperanzas de futuro se van desvaneciendo. No sabemos dónde están ahora.

Pero sí sabemos que su imagen es el reflejo deldolor de millones de sirios que están sufriendo una guerra desde hace demasiado tiempo. Y no podemos cerrar los ojos a esa familia que deambula en una ciudad vacía, destrozada. Una ciudad que hasta hace poco se parecía a la nuestra. 

Por eso estamos alzando nuestras voces ypidiendo a la comunidad internacional que pongafin a la barbarie y al dolor. A la violencia contra los niños de Siria y sus familias. Si quieres sumarte, déjanos tu firma aquí