Crisis de Siria: mantener a los niños protegidos de las armas

Por  Kumar M Tiku, UNICEF en Siria. 

“Manteneos siempre atentos a cualquierseñal o indicio que sugiera la presencia deexplosivos en vuestro vecindario”, dice Nahid, profesora de gimnasia en una escuela de Damasco (Siria).

Un grupo de 20 alumnas escucha atentamente mientras Nahid describe los explosivos y munición sin explotar de los que los niños tienen que ser conscientes para permanecer seguros.

Nahid pertenece al primer grupo de profesores de cuatro provincias sirias que completó el curso deUNICEF sobre educación enriesgos. “Estos niños estánexpuestos a explosivos ybombardeos todo el rato”, declara Nahid.

UNICEF, en colaboración con elMinisterio de Educación y aliados no gubernamentales ha desarrollado un programa de educación en riesgos y apoyo psicosocial, que llega a200.000 niños en colegios, clubes escolares y espacios amigos de la infancia.

El objetivo es proporcionar formación en riesgos a los niños a través del sistema escolar, estableciendo un grupo de formadores a nivel nacional y provincial. El apoyo cubre la formación de los profesores, el desarrollo de materiales educativos –incluyendo un kit del profesor- y la ejecución de actividades para proporcionar apoyo psicosocial en los espacios amigos de la infancia.

Rihab, profesora, dice que está feliz por que su colegio sea uno de los primeros en Damasco que ha empezado estas clases especiales. El barrio donde se encuentra sufrebombardeos frecuentemente. Por lo menos dos veces por semana, los morteros caen en la zona. “Justo ayer, un mortero cayó frente a la escuela en horas de clase”, dice Rihab.  

Durante un periodo de 6 meses, cada uno de los 55 formadores será responsable de capacitar a 300 profesores.

Como parte de la campaña, UNICEF trabajará con otras ONG para difundir los materiales (posters y folletos con los riesgos de los explosivos remanentes de guerra) entre los niños y las comunidades de más difícil acceso.

En un país devastado por un conflicto intenso durante los últimos 3 años, los niños están constantementeexpuestos a los horrores de la guerra. Nahid dice que aunque las autoridades han puesto señales de “peligro” en varios lugares importantes de Damasco para ayudar a los ciudadanos a identificar posibles riesgos como artillería sin explotar, no hay una verdadera conciencia de lo que estas señales significan.

Mediante el uso de materiales como diapositivas y fotos pegadas en las paredes del aula, los estudiantes reciben un “tour visual” de los explosivos que deben evitar.

Manal, una estudiante de secundaria, encontró información para comprender cómo mantener seguros a otros y a ella misma. “Una de las cosas queaprendí fue cómo identificar unobjeto sospechoso”, cuenta. “Entonces debía poner una señal al lado del objeto para alertar a los demás de que no lo tocaran, antes de informar a las autoridades y pedirles ayuda”.

*Los nombres de los estudiantes han sido cambiados para proteger su identidad.