Conócenos: Iker de Urrutia, República Centroafricana

Iker de Urrutia es especialista en Emergencias. 

Actualmente trabaja para dar respuesta a las necesidades humanitarias causadas por el conflicto en la República Centroafricana

"Para mí el trabajar conUNICEF es una satisfaccióninmensa por ver que tenemos un impacto en la vida concreta de niños y niñas que están sufriendo todos los días entre balas y detonaciones en medio de unconflicto bélico".

Iker, bilbaíno, se refiere a la situación que se vive en la República Centroafricana, donde UNICEF trabaja desde 1968. Actualmente hay 144 miembros de UNICEF en diferentes ciudades del país.

Él está allí desde el mes de agosto. Antes trabajó en Camerún y Haití.  

República Centroafricana: 2,3 millones de niños afectados

Cuando Iker habla de los niños que sufren entre balas, está pensando en los 2,3 millones de niños afectadospor el conflicto en la República Centroafricana. 

La violencia y el reclutamiento forzoso, además de la falta de servicios básicos, alimento y refugio, son los mayores problemas a los que se enfrenta la infancia. 

Más de 625.000 personas, de las que la mitad son niños, están desplazadas en el interior del país.

Gracias al trabajo de UNICEF y susaliados más de 183.000 personas tienen acceso a agua potable, 150.000 niños han sidovacunados contra el sarampión y23.000 participan en programas de aprendizaje.

Pero queda mucho por hacer para responder a las necesidades humanitarias de la población durante 2014.

Por ello UNICEF ha hecho un llamamiento de 45,4 millones de euros.