Ayuda refugiados: ¿Por qué arriesgarlo todo para dejar tu hogar?

No importa adónde vayan, a los refugiados siempre hay alguien que les pide que vuelvan a sus países de origen.

Pero cuando la guerra convierte tu vida en un caos, no es fácil regresar a casa.

Estos son sólo algunos testimonios de los conflictos de los que los niños y sus familias están huyendo ahora mismo:

 

 

CRISIS DE SIRIA: UNO DE LOS LUGARES MÁS PELIGROSOS PARA SER UN NIÑO

8,4 millones de niños —más del 80% de la población infantil del país— se han convertido en desplazados internos o viven refugiados en países vecinos.
 
[]Jannat tiene 7 años y es uno de los millones de refugiados que han huido desde Siria hasta Europa. Su familia abandonó la ciudad de Homs y durante semanas recorrieron, por tierra y mar, el camino desde Turquía a Alemania.
 
''Jannat siempre pregunta si podrá volver a casa, jugar con sus juguetes y regresar a la escuela'', cuenta su madre Amira.
 
En UNICEF hemos estado en suelo sirio, y en los países de la región, desde antes de que comenzara el conflicto.
 
Y desde que la violencia se intensificó, hemos doblado nuestra respuesta repartiendo comidaaguasaneamientomedicinas y vacunas. También hemos creado lugares segurosrefugios y hemos escolarizado a millones de niños. 
 

MILES DE NIÑOS SON RECLUTADOS, HERIDOS Y ASESINADOS EN AFGANISTÁN

35 años de conflicto desastres naturales han afectado gravemente a la supervivencia y sustento de los afganos, especialmente de los niños y mujeres. Más de 8 millones de personas se han visto afectados por el conflicto, incluyendo 4,6 millones de niños.

[]Sólo el 30% de los niños fuera de las áreas controladas por el gobierno reciben tratamiento contra la desnutrición crónica. En 2015, llegamos a más de 200.000 niños con suplementos de micronutrientes y vacunamos a más de 250.000 contra el sarampión.

Con 13 años, Allahyar viajó en el maletero de un coche junto a otros cuatro chicos huyendo de los talibanes y el Estado Islámico en Afganistán.

Despedirse de su madre es una de las cosas más duras a las que se ha enfrentado Allahyar. ‘’Le dije que me iría, buscaría un lugar seguro y contactaría con ellos’’, nos explica. ‘’Estudiaré y seré alguien. Entonces regresaré a Afganistán’’.

CRISIS DE IRAQ: UN TERCIO DE LA POBLACIÓN NECESITA AYUDA URGENTE

Los años de violencia y conflicto han dejado a más de 10 millones de iraquíes necesitados de ayuda humanitaria. Más de la mitad son niños.

Cerca de 3,2 millones de personas son desplazados internos y muchos necesitan refugiocomidacombustibleservicios médicos y acceso a agua potable y saneamiento. Además, el 70% de los niños refugiados en Iraq han perdido un año de escuela.

A medida que la violencia aumenta en el país, crece el número de informes que demuestran las ejecuciones en masa, la violencia de género, los secuestros y la tortura, y el uso de niños como escudos humanos.

#BRINGBACKOURGIRLS: siguen secuestrando NIÑAS EN NIGERIA

En 2014, el secuestro de 270 estudiantes en Nigeria captó la atención del mundo. Desde entonces, se estima que otros 2.000 niñas y niños han sido reclutados en la región.

Algunas fueron reclutadas a la fuerza por Boko Haram para luchar contra sus familias y comunidades, para trabajar sin cobrar o convertirse en terroristas suicidas.

Las chicas son mayoritariamente expuestas a violencia sexual y forzadas a casarse con combatientes.

[]Fati fue una de las niñas secuestradas: ‘’Un día dos hombres nos siguieron a mi prima y a mí y les dijeron a mis padres que querían casarse con nosotras. Eran de Boko Haram. Llevaban armas’’. 

Fati logró huir y llegar a un campo de refugiados.

Con el apoyo de UNICEF, Fati tiene ahora la oportunidad de recuperarse y reconstruir su vida.

 

 

EL CONFLICTO HA ASOLADO SOMALIA POR MÁS DE DOS DÉCADAS

Las operaciones militares lanzadas en 2015 dieron lugar a nuevos desplazamientos en el centro y sur Somalia. En ese tiempo alrededor de 5.000 niños y jóvenes fueron reclutados por grupos armados.

En 2015, desde UNICEF hemos proporcionado ayuda a casi 9.000 niños y mujeres. Y reunificamos con sus familias a más de 600 niños ex soldado

Ali tenía 16 años cuando Al-Shabaab, un grupo armado que opera en Somalia, le obligó a unirse a sus filas. Ali pudo escapar y llegar a Libia y desde allí tomó un barco hasta Italia. ‘’Cada día pienso en mi familia. Mi corazón está con ellos. Si ellos pudieran venir aquí, yo tendría paz en mi corazón’’. 

Post por Rashini Suriyaarachchi, de UNICEF Australia