Ayen 1 - Desnutrición 0

Ayen tiene 10 meses y vive en Sudán del Sur. La conocimos en septiembre en uno de los hospitales que, desde UNICEF, apoyamos en este país. En ese momento, Ayen pesaba 4,2 kilos, cuando lo habitual para una niña de su edad es pesar 7 kilos. Sufría desnutrición aguda grave

Su madre nos contó que tuvo riesgo de aborto durante todo el embarazo porque ella misma no tenía apenas nada que comer. Ayen, la tercera de sus tres hijos, llegó al mundo en su casa y sin asistencia médica

¡Pero tenemos una buena noticia! Ayen se recupera poco a poco. En solo unas semanas, y gracias al alimento terapéutico que ha recibido en el hospital, la niña ha ganado peso y mucha vitalidad. Ya pesa 4,5 kilos y los médicos esperan que siga mejorando. 

Todavía queda un largo proceso de recuperación por delante, pero todo parece indicar que esta valiente luchadora va ganando la partida contra la desnutrición aguda grave.

Con tu ayuda, podemos tratar a más niños como Ayen y salvar muchas vidas de la desnutrición infantil

250.000 NIÑOS SUFREN DESNUTRICIÓN AGUDA GRAVE EN SUDÁN DEL SUR

Ayen es solo una de los miles de niños que sufren la falta de acceso a alimentos en Sudán del Sur, un país joven muy castigado por el conflicto que se inició en diciembre del año 2013. Alrededor de 250.000 niños en este país sufren desnutrición aguda grave, más del doble que antes de que comenzaran los enfrentamientos. 

La grave situación económica ha provocado que el precio de los alimentos alcance un récord histórico. Los últimos estudios revelan que 3,9 millones de personas se enfrentan a una inseguridad alimentaria severa. El hambre extrema empuja a la población al borde de una catástrofe en algunas zonas del país. 

LA HAMBRUNA AMENAZA A SUDÁN DEL SUR

En los próximos días, la inseguridad alimentaria podría agravarse hasta convertirse en hambruna en las regiones en las que la violencia impide el acceso de la ayuda humanitaria. Algunas familias cuentan que viven con una sola comida al día a base de pescado y nenúfares.

Comienza la época de la cosecha, que suele mejorar las condiciones de acceso a los alimentos. Sin embargo, gran parte de la población, entre los que se encuentran miles de niños, seguirá al borde de la catástrofe nutricional a causa del conflicto. 

Si quieres ayudar a evitar que más niños mueran por desnutrición, puedes colaborar con nuestra campaña contra la desnutrición infantil. Porque... ¡ahora no podemos parar de salvar vidas!