"Asegurando a mis hijos también puedo asegurar a miles de niños"

La familia es lo más importante. Tu marido, tus hijos, tus padres, tus  hermanas. ¿Qué no haríamos por ellos? Queremos protegerles. Que no les falte de nada. Sobre todo en caso de que nosotros no estemos.

Millones de madres y padres en todo el mundo sienten esa necesidad de protección. Quieren proteger especialmente a sus hijos. Siempre los más vulnerables. Pero muchos no pueden.

Desde que trabajo en UNICEF, cuando miro a mis hijos veo también a los hijos de todos esos padres y me siento orgullosa de saber que cada día un padre o una madre puede proteger a sus hijos gracias al trabajo de UNICEF. ¿Y si a mi me ocurriera algo? Tengo un seguro de vida que me garantiza que mis hijos estarán cubiertos. Pero ¿qué pasa con los millones de niños que no cuentan con esa protección?
 
En el mundo desarrollado hay  herramientas con las que contamos para asegurar que nuestros hijos estarán protegidos si algo nos sucede. ¿Cómo podemos asegurar también a esos otros niños, además de los nuestros, cuando ya no estemos? ¿Os lo habéis planteado alguna vez? 
 
Pues tenemos una solución al alcance de nuestra mano. Nuestro seguro de vida también puede ser un seguro de vida para millones de niños. Cuando contrates un seguro de vida, puedes incluir a UNICEF también como beneficiario. De esta manera, te aseguras que tus seres queridos estarán protegidos y los niños más vulnerables en otro lugar del mundo también. 
 
Incluye a UNICEF como beneficiario de tu seguro de vida. Salva la vida de miles de niños incluso cuando ya no estés.