Escuela Amiga de UNICEF

Las enormes desigualdades de México

Fecha: 
Jue, 08/05/2008 (Todo el día)
27/04/2011 | Actualizada a las 09:05h |
Amaia López

México tiene el ingreso per cápita más alto de Latinoamérica. Es un país que tiene muchos recursos naturales, que tiene fuertes capacidades y que es considerado como la decimocuarta economía mundial (según datos de la OCDE). Viniendo de trabajar en una ONG de África, el panorama se me antojó bastante tranquilo cuando decidieron que mi destino fuera UNICEF en México. Pero en este país, más del 50 por ciento de los niños viven en situación de pobreza en estos momentos, y esto es muy grave.

 Si hablamos de la situación de un niño mexicano tenemos siempre que especificar de qué niño estamos hablando, porque hay enormes diferencias: no es lo mismo hablar de un niño indígena en una comunidad aislada de Chiapas o un niño que vive en el norte, en Monterrey por ejemplo, o un niño que vive en los suburbios de la Ciudad de México… Eso es algo que me quedó muy claro desde mi primera visita a terreno con UNICEF: los niños y niñas de México no gozan para nada de las mismas oportunidades de desarrollo. Por eso UNICEF México se empeña en seguir hablando de niñez y pobreza, de educación y trabajo infantil, de niños migrantes, violencia, VIH/SIDA, de explotación sexual…y por eso la comunidad internacional no debería olvidarse de México. Desde el área de comunicación tratamos de que esto no suceda y lo hacemos recordando a las instituciones políticas y a la sociedad en su conjunto que todavía hay, por ejemplo, 1.2 millones de niños y niñas fuera de la escuela, generalmente niños (y sobre todo niñas) de comunidades indígenas rurales. En la más reciente visita a terreno que he hecho a Yucatán (de donde son las fotos que os comparto) pude conocer de cerca el programa “Escuela Amiga” de UNICEF. “Escuela Amiga” inició en 2001 para garantizar el derecho a recibir una educación de calidad de los niños y niñas en comunidades indígenas. El programa fomenta la enseñanza de la lengua indígena materna (maya, en este caso) con el uso de español como segunda lengua. Y los resultados están siendo excelentes no sólo en el acceso de los niños a la escuela sino, sobre todo, en la permanencia de los mismos durante su educación primaria, ¡y también en la secundaria!

El pasado 30 de abril estuvimos celebrando el Día del Niño en México. Me ha parecido una fecha muy oportuna para contarles todo esto. Hace pocos meses ocurrió un desastre: tuvimos las peores inundaciones de los últimos 50 años en México, con tres cuartas partes del estado de Tabasco inundadas y fuertes deslizamientos de tierra en Chiapas. Varias personas murieron y los niños y niñas de estos estados se vieron muy afectados por la catástrofe. UNICEF estuvo allí entonces y continúa hoy trabajando en la zona. Pero no podemos acordarnos de lo necesaria que es la cooperación con México sólo cuando ocurre una catástrofe como aquella. Por eso, desde la oficina de UNICEF en México seguimos trabajando para que el no cumplimiento de los derechos de los niños y las niñas mexicanos sea algo visible, especialmente su exclusión de la educación, de los servicios de salud y de una protección eficaz contra la violencia, el abuso y la explotación. Son muchas las áreas donde trabaja UNICEF en México e importantes los avances que está consiguiendo, podéis echar un vistazo en la web de UNICEF.

Amaia López Castelo es cooperante vasca en el Área de Comunicación de UNICEF en México desde agosto de 2006

Relaciones