Educación para el Desarrollo

II Congreso de Ciudades Amigas de la Infancia: alianzas y personas

Fecha: 
Mié, 27/11/2013 (Todo el día)
27/11/2013 | Actualizada a las 18:15h |

Post de Marta Arias, directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de UNICEF Comité Español.

 
Ha sido un día y medio intenso. Un total de 328 personas de todos los rincones de España (junto con participantes venidos desde México, Chile y Portugal); 109 municipios representados; una docena de organizaciones sociales y una preocupación común: cómo hacer que los municipios sean espacios donde niños y niñas vean plenamente respetados sus derechos. Cómo impulsar, en medio de este contexto complejo, alianzas de todo tipo para atender en particular las necesidades de la infancia más vulnerable
 
Se trataba del II Congreso Internacional del Programa Ciudades Amigas de la Infancia, una iniciativa impulsada por UNICEF Comité Español a la que se han sumado desde sus orígenes aliados de tanto peso como el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y la Universidad Autónoma de Madrid (a través del Instituto Universitario de Necesidades y Derechos de la Infancia y la Adolescencia, IUNDIA).
 
Es un proyecto del que forman parte ya oficialmente 62 municipios de toda España (los que tienen el sello que les reconoce formalmente como Ciudades Amigas de la Infancia), a los que se suman otros muchos más que han sido reconocidos por sus buenas prácticas, así como todos aquellos que se están preparando para optar a la acreditación el próximo año.
 
En definitiva, un grupo cada vez más amplio de municipios que han comprendido que apostar por sus ciudadanos más jóvenes no sólo redunda en el beneficio de los niños, sino que convierte a las ciudades en un espacio mejor para todos.
 
Hemos compartido experiencias, preocupaciones y proyectos. Arrancamos con la inspiración del filósofo y pedagogo José Antonio Marina, quien nos recordaba, parafraseando el proverbio africano, que “para respetar y proteger a un niño, también hace falta la tribu entera”.
 
En otras palabras, Liliana Ortiz desde México corroboraba en su experiencia la misma idea: no sólo los gobiernos, también las familias y la sociedad civil en su conjunto (incluido el sector privado), deben asumir el reto y la responsabilidad de proteger los derechos de todos los niños y niñas, implicándose desde su ámbito de actuación para hacerlos realidad.
 
Hemos hablado, sobre todo, de personas y alianzas. Personas que marcan la diferencia, por su compromiso, su entusiasmo y su capacidad de afrontar cualquier reto. Cuando estas personas se encuentran en los puestos de máxima responsabilidad (alcaldes y alcaldesas en este caso) todo es posible. Pero, por muy comprometidos que estén, por mucho poder que tengan, ellos solos no pueden.
 

LAS ADMINISTRACIONES, EN UNA POSICIÓN DE LIDERAZGO

En una situación como la actual, resulta cada vez más difícil para los municipios dar respuesta a todas las necesidades que afrontan sus ciudadanos. Por eso las alianzas son imprescindibles. Partiendo, eso sí, de los roles y responsabilidades de cada uno. Y con las administraciones en una posición inequívoca de liderazgo, recuperando su capacidad de movilizar a los vecinos a favor de un objetivo común.
 
Eso es precisamente lo que desde UNICEF Comité Español queremos plantear con nuestro proyecto ALIA: Alianzas Locales por la Infancia y la Adolescencia. Con él pretendemos apoyar a las Ciudades Amigas de la Infancia en su afán por movilizar a todos los actores del municipio para mejorar la situación de los niños más vulnerables. Si somos capaces de mantener el espíritu y el entusiasmo de estos dos días, lo lograremos seguro.
 
Toda la información sobre el Congreso, celebrado el 25 y 26 de noviembre en CaixaForum Madrid, está disponible en www.congresocai.wordpress.com 
Relaciones

Los niños República Democrática del Congo y el derecho a la educación

Fecha: 
Lun, 22/07/2013 (Todo el día)
07/08/2013 | Actualizada a las 13:40h |
Sonia López - UNICEF Comité País Vasco

Por Sonia López - UNICEF Comité País Vasco

"¡Mundele, mundele!"* Los niños de una escuela a las afueras de Kinshasa nos reciben con la alegría de quien deja traslucir la esperanza de disponer de una escuela con paredes, en la que poder cobijarse los días de lluvia propios del clima tropical.

 
República Democrática del Congo no es un lugar fácil en el que crecer. En el segundo país más pobre del mundo, el 43 % de la población adulta no está alfabetizada y el 45% del total de niños y niñas que se matriculan en educación primaria acaban abandonando la escuela. Además, muchas familias no pueden hacer frente a las cuotas escolares. 

UNICEF trabaja mano a mano con el gobierno para cambiar esta realidad. Desarrolla diferentes programas en el país, encaminados a alcanzar la educación universal mediante la eliminación progresiva de las cuotas escolares. Una medida imprescindible para el más del 70% de la población congoleña que vive por debajo del umbral de pobreza.

La estrategia de actuación de UNICEF en República Democrática del Congo pretende, además, reforzar el sistema educativo. Para ello contribuye a la dotación en escuelas de infraestructas, mobiliario y material escolar;  la formación y actualización del personal docente; la creación de comités de padres y madres que se involucren en el proyecto educativo y participen en la co-gestión de las escuelas; la rehabilitación de los centros educativos situados en las áreas más desfavorecidas; y la búsqueda del apoyo institucional para el registro y recogida de datos que nos ayuden a tener un diagnóstico de situación realista y nos permitan seguir avanzando en los objetivos marcados. 

En la actualidad, el 12% de las escuelas del país forma parte de este programa y los resultados ya son visibles. Durante el primer año de su puesta en marcha, en las escuelas seleccionadas se consiguió aumentar en un 32% el número de niños y niñas matriculados, y situar la tasa de deserción por debajo del 10%.

Unos resultados que nos alientan a seguir en este camino; que evidencian la necesidad de mantener los esfuerzos destinados a la República Democrática del Congo para conseguir, de este modo, que los resultados sean sostenibles en el tiempo y permitan consolidar los avances educativos en el país.

¡Mundele, mundele!* Los 600 niños de una escuela a las afueras de Kinshasa nos despiden desde ese espacio abierto en el que comparten profesor y aprendizajes. Una foto pone el punto y aparte a nuestra visita y se erige, más que en un recuerdo, en una motivación para seguir luchando por el derecho a la educación de todos los niños y niñas.

 *persona blanca en lingala 
Relaciones

Persiguiendo el sueño de Malala

Fecha: 
Jue, 18/07/2013 (Todo el día)
UNICEF

Post de Rodrigo Riaza, Representante de UNICEF Comité Español en el Malala Day

Tras mi participación en Malala Day me ha quedado clara una cosa: Si Malala no es capaz de impulsar este movimiento, no sé quién podrá.

Fue emocionante presenciar cómo alguien tan joven podía desprender tanta pasión por una causa. Su historia de superación, tras haber sido disparada por los talibanes, llegó a los corazones de todos los jóvenes presentes en la Asamblea. Sus 20 minutos de discurso brillaron, motivando el constante aplauso de los allí presentes. Su discurso prometía ser el cenit del evento. Y definitivamente lo fue. 

 
Llegué a Nueva York sin saber con certeza qué me iba a encontrar. El primer día conocí a mis 10 compañeros de UNICEF de todo el mundo, y con ellos, sus respectivas experiencias. Escuché en persona la motivación de algunos de los delegados, que incluían historias de violencia y sufrimiento, provocadas sencillamente por luchar en nombre del derecho a la educación para sí mismos y para sus comunidades.
 
Esta supuso la primera muestra, que fue seguida por otros 500 jóvenes de todo el mundo, cada uno con su propia motivación personal. Motivaciones como la lucha por la educación de los inmigrantes, los derechos de las mujeres o los de los indígenas australianos, y cada uno de ellos con sus propias visiones y estrategias para luchar por una causa que consideraban justa. Fue una fusión de inspiración e ideas realmente única. 
 
El objetivo del Malala Day era demostrar que los jóvenes tenemos mucho que decir acerca de la educación infantil y de los 57 millones de niñas y niños que siguen sin poder disfrutar del colegio. Además, teníamos la obligación  de hacernos escuchar y de transmitir la importancia de llegar a los Objetivos de Desarrollo del Milenio al resto del mundo.
 
Me voy con la sensación de que durante estos dos días ese objetivo se ha cumplido. El mundo ha escuchado a Malala y al resto de los jóvenes. No obstante, ahora viene la parte verdaderamente difícil. Es ahora cuando debemos encontrar los caminos para progresar en la causa de conseguir una educación digna para todos
 
Debemos, pues, hallar la forma de estar junto a Malala y aportar cada uno nuestro granito de arena en pos de este objetivo. 
Relaciones

Malala Day: jóvenes de todo el mundo por la educación universal

Fecha: 
Jue, 11/07/2013 (Todo el día)
11/07/2013 | Actualizada a las 16:22h |
Post de Rodrigo Riaza, Representante de UNICEF Comité Español en el Malala Day
 
El 12 de julio tendré la oportunidad de juntarme con jóvenes de todo el mundo en la sede de Naciones Unidas en Nueva York. Las jornadas de Malala Day buscan mostrar el impulso que puede dar la juventud por la educación infantil.
 
Al ritmo que se está avanzando no cumpliremos el Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) marcado para 2015 de garantizar el derecho a la educación a todos los niños y niñas. Por ello, es necesario que se haga un llamamiento a todos los gobiernos, organizaciones y personas, para así poder cumplir dicho Objetivo. Este es el propósito que nos hemos marcado, a través de la iniciativa del Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon y Malala Yousafzai
 
Voy seleccionado por UNICEF Comité Español porque me siento identificado con esta causa. Para mi, la educación de las nuevas generaciones debe de ser una prioridad, ya que es lo único capaz de romper el circulo de la pobreza. La educación me ha dado todas las oportunidades que he tenido y todas las que podré tener en el futuro. Por ello, siento la obligación de luchar porque este derecho no le sea privado a nadie.
 
Para mí es un honor poder estar presente para representar a UNICEF. Y aunque no todos podemos estar presentes, si podemos poner nuestro granito de arena. Os invito a todos a participar online en Twitter con el hashtag #MalalaDay para dar fuerza al mensaje. Realmente es un causa por la que vale la pena luchar
 
Opina y mándanos tus preguntas y comentarios a @unicef_es #MalalaDay
Relaciones

República Dominicana: "¡Todo se puede, en equipo se puede!"

Fecha: 
Mar, 04/06/2013 (Todo el día)
04/06/2013 | Actualizada a las 16:22h |
Post de Claudia Bogdanov, de Alianzas Corporativas de UNICEF España
 
A finales de mayo tuve el privilegio de viajar a Santo Domingo para visitar un proyecto de educación apoyado por Orange. Hace unos días que he vuelto a Madrid, y aún está latente, como si la tuviera delante, la sonrisa de Wascar, un niño de 11 años con ciertas limitaciones motrices causadas por una parálisis cerebral.
 
En República Dominicana, los niños con alguna discapacidad que viven en las zonas rurales o urbano-marginales son los más invisibles. Por miedo o vergüenza, muchas familias retienen a sus hijos en casa.
 
Sin embargo, Wascar se niega a quedarse en casa. Cada mañana a las 06:00 horas, Wascar despierta a su hermano Arturo, de 18 años, para que lo lleve en bicicleta a la escuela donde le esperan sus amigos (entre ellos Carolyn) y sus profesoras.
 
Como nos comenta Angela Peña, Directora de la Escuela José Reyes, ubicada en una de las zonas más “calientes” de Santo Domingo, en su centro se acepta a todos los niños sin excepción. Para que Wascar y otros niños asistan a la escuela y no se queden en sus hogares, lo más importante es el trabajo en equipo con las familias, los profesores, y los otros niños y niñas: “Todo se puede, ¡en equipo se puede!”. 
 
De eso trata el programa integral de Educación Inclusiva que UNICEF tiene en República Dominicana. Se pueden construir mejores escuelas, y dotar a los centros de más libros y más juguetes.
 
Sin embargo, como nos explica la Oficial de Educación de UNICEF, Lissette Nuñez, lo más importante (y sostenible a largo plazo) es apoyar a los docentes para motivarlos y que tengan herramientas para responder mejor a las necesidades de cada niño. Así, niños como Wascar puedan estar totalmente integrados en el aula. Todos los profesores que conocimos estaban inmensamente agradecidos por esta formación.
 
Durante los tres días que estuve en Santo Domingo, vi cómo UNICEF está apoyando a centros para niños menores de cinco años, edad fundamental para el desarrollo de un niño o una niña; a los padres, a las madres, especialmente las madres solteras; a los docentes de 7 centros de atención especial…
 
Se trata de un verdadero trabajo en equipo para conseguir que esas sonrisas contagiosas, esos sueños que los niños han compartido con nosotros de que quieren convertirse en abogados, profesores, escritores, jefes de empresa, saloneras (peluqueras), actrices de telenovela, etc., sean algún día una realidad. 
 
La frase de Josefina, una de las profesoras de la escuela de Wascar, se me queda grabada: “Cada uno aporta su grano de arena, no nos dejéis solos” 
 
 
Conscientes de la importancia de la educación para que todos los niños tengan la oportunidad de disfrutar de una vida mejor, Orange se unió en 2012 a UNICEF España para apoyar la iniciativa Construye su futuro, cuyo objetivo es la escolarización y la calidad de la enseñanza de más de 220.000 niños que viven en zonas fronterizas y barrios marginales de República Dominicana.
Relaciones

República Dominicana: 'Si no vives para servir, no sirves para vivir'

Fecha: 
Mié, 29/05/2013 (Todo el día)
03/06/2013 | Actualizada a las 13:18h |
Post de Jesús Guijarro, Responsable de Responsabilidad Social Corporativa de Orange España. Ha estado en República Dominicana conociendo el trabajo de UNICEF en educación. Nos cuenta sus impresiones del primer día de viaje.
 
Como primer día, ha sido fantástico. Hemos comenzado la jornada temprano, repasando las cifras de la realidad de los niños de República Dominicana: una tasa de mortalidad de niños menores de cinco años de 32 por cada 1.000 nacidos vivos; un 22% de tasa de abandono en educación primaria; sólo 1 de cada 3 niños, y 1 de cada 2 niñas, asiste a educación secundaria…
 
Con estas cifras, la Representante de UNICEF República Dominicana, la española María Jesús Conde, afirma que, "con el apoyo de Orange, estamos ayudando a incluir a los niños en el sistema educativo y consiguiendo una educación de calidad". La pregunta es: ¿cómo?
 
En una visita al Centro Especial de Atención a la Diversidad (CAD), la Directora de Educación Especial del Ministerio de Educación, Cristina Amiama, nos explica la falta de recursos docentes y la importancia de la capacitación de profesionales que puedan poner en práctica políticas inclusivas en los colegios.
 
Si bien es cierto que es importante construir centros y dotar de materiales educativos a los niños, mucho más importante es tener docentes que den sentido a esos centros y que sepan utilizar esos materiales para enseñárselo a los niños.
 
Por ello, según Cristina Amiama, el apoyo de aliados como Orange “aporta sostenibilidad y perdurabilidad al proyecto, puesto que un profesor convenientemente capacitado podrá formar a los niños aun cuando los medios y recursos sean escasos, especialmente cuando se trata de alumnos con discapacidad y/o barreras de aprendizaje en aulas superpobladas (más de 50 niños por clase)".
 
Y por la tarde, lo más interesante. ¡Qué vitalidad, qué alegría, qué simpatía! Tuvimos la gran suerte de estar en la Escuela Urbana Marginal Gegrorio Luperón. De su coordinadora, Mercedes Mora, es la frase que da título a este post: "Si no vives para servir, no sirves para vivir".
 
El trayecto hasta la llegada al centro nos ha dado un baño de realismo: chabolas, marginalidad, pobreza... Sin embargo, la escuela, dentro de ese entorno aparecía como un rayo de esperanza. Cientos de niños nos han regalado sonrisas y, lo que es más importante, ilusiones y sueños.
 
Unos quieren ser doctores, otros fiscales, abogados, modelos, presentadores de televisión… Aquí tiene mucho que ver Jatnna Tavárez, famosa presentadora de televisión y Embajadora de UNICEF República Dominicana, que nos ha acompañado.
 
Cada niño, una sonrisa, una ilusión, un sueño, que desde Orange estamos comprometidos ayudarles a alcanzar.
 
 
 Conscientes de la importancia de la educación para que todos los niños tengan la oportunidad de disfrutar de una vida mejor, Orange se unió en 2012 a UNICEF España para apoyar la iniciativa Construye su futuro, cuyo objetivo es la escolarización y la calidad de la enseñanza de más de 220.000 niños que viven en zonas fronterizas y barrios marginales de República Dominicana.
Relaciones

8 de marzo: hoy buscamos "niñas" en Google

Fecha: 
Jue, 08/03/2012 (Todo el día)
08/03/2012 | Actualizada a las 15:53h |

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, puede ser un buen día para hacer un experimento. Sólo hay que buscar la palabra "niños" en Google y ver los resultados de la primera página. A continuación se hace lo mismo con la palabra "niñas". Los resultados pueden herir la sensibilidad de quien lo ve, pero eso no es lo más importante: lo grave es que lo que realmente dañan es la dignidad de las niñas, la mitad de la población infantil del mundo.

"Niño" o "niña" son sólo palabras y lingüísticamente, en castellano, se entiende que una contiene a la otra. Sin embargo las palabras también son reflejo de la cultura, los hábitos sociales y la filosofía de las personas que las utilizan. Google es sólo una máquina y retrata lo que buscamos: para mucha gente las niñas son barbies, cocinitas y abuso sexual. Nuestras búsquedas nos retratan mejor que nuestras palabras.

Afortunadamente, al ser parte del problema somos parte de la solución: ¿Tienes un blog? ¿Participas en redes sociales? Cada vez que escribas la palabra "niñas" enlázala a una web que hable de lo que realmente son: seres humanos protegidos por la Convención sobre los Derechos del Niño (y de la niña). Puedes incluso enlazarla a este post, para que más gente sea consciente.

¡Feliz Día de la Mujer!

Relaciones

El trabajo de UNICEF en la defensa de los derechos de la infancia

Fecha: 
Lun, 07/07/2014 (Todo el día)
24/07/2014 | Actualizada a las 15:17h |
Raquel Fernández, Directora de Comunicación en UNICEF Comité Español

Post de Raquel Fernández, Directora de Comunicación en UNICEF Comité Español

La misión de UNICEF como organismo mundial encargado de promover los derechos de la infancia para que se conviertan en una realidad para todos los niños del mundo, tiene distintos caminos en cada lugar del mundo: porque la situación de la infancia no es la misma en todas partes, porque el acceso a derechos es responsabilidad de los países en su conjunto y no solo de organizaciones, y porque no todos los países tienen recursos para poder hacer frente a las necesidades del bienestar y la igualdad de oportunidades de su población.

Por eso, el trabajo de la organización no es igual en los distintos países sin recursos, sino que depende de los recursos disponibles y el grado de desarrollo en su conjunto. 

En todos ellos, porque el acceso a los derechos de la infancia es responsabilidad de los gobiernos, según han reconocido al firmar la Convención sobre los Derechos del Niño, UNICEF tiene el objetivo de cambiar las políticas de infancia y lo hace a través de un trabajo callado y constante de incidencia política.

El trabajo de unicef: Políticas y alianzas

Junto con gobiernos, organismos públicos y privados, ONG internacionales y locales, comunidades, colectivos profesionales y todos los agentes sociales relacionados con la infancia y sus derechos, promovemos iniciativas, planes y propuestas muy concretas en el contexto de cada país, para provocar cambios permanentes para la infancia a través de leyes y de la mejora de los sistemas y servicios que dan acceso a los derechos de los niños y las niñas.

La OCDE y organismos como el PNUD aportan datos que dicen dónde está cada país, a los que UNICEF añade informes como el Estado Mundial de la Infancia, el Repord Card y otros específicos por países como el que el Comité Español de UNICEF realiza cada dos años sobre la situación de la infancia en nuestro país.

Con toda esta información conocemos las necesidades de la infancia y si su país tiene suficientes recursos o capacidades para hacerse cargo de cubrir esas necesidades para el bienestar y el desarrollo de la infancia. Hay países en los que no existen sistemas de salud, ni de servicios sociales, ni sistemas de protección, ni un sistema educativo, que permitan que todos sus niños tengan acceso a los elementos básicos para garantizar su supervivencia y su derecho de ir a la escuela y desarrollarse. En muchas ocasiones directamente no existen recursos económicos para abordar la inversión que suponen esos sistemas. En otras ocasiones hay más recursos, pero hay un déficit estructural que afecta a otros ámbitos, como las políticas o la existencia de expertos y profesionales formados en todas las áreas que implican la planificación y puesta en marcha de esos sistemas.

El trabajo de UNICEF: Proyectos de desarrollo

En estos países, UNICEF aporta recursos, personal y suministros que no pueden permitirse y, también, formación de profesionales en cada país, para que el conocimiento se quede y se multiplique en el país y el desarrollo sea sostenible. Este es, en un resumen muy breve, el elemento diferenciador de nuestro modelo de trabajo en más de 150 países en desarrollo, aquellos que no tienen recursos para abordar las necesidades de supervivencia y desarrollo de su infancia.

Los otros más de 40 países en los que trabaja UNICEF son países de ingresos altos (industrializados y desarrollados son otras nomenclaturas). Como tienen recursos propios para garantizar el acceso de la infancia a sus derechos, el trabajo de UNICEF para la infancia de estos países se desarrolla a través de la sensibilización y las políticas de infancia, un área dedicada a promover los derechos de la infancia y la participación infantil, dar seguimiento a la situación de la infancia en cada país y seguir un plan de trabajo con propuestas para fortalecer y mejorar las políticas públicas que inciden en la infancia.

EL TRABAJO DE UNICEF y la infancia en España

En su constante seguimiento y análisis de la situación de la infancia y sus derechos en España, el Comité Español de UNICEF viene orientando su labor de sensibilización e incidencia política en la lucha contra la pobreza infantil. En 2013,  junto a 8 de las principales organizaciones sociales y de infancia, entregamos al gobierno una propuesta con 32 medidas concretas, algunas de las cuales fueron contempladas en el Plan Nacional de Inclusión Social, que incorpora la lucha contra la pobreza infantil como una prioridad.

Pero aún hay un largo camino por recorrer, en el que el bienestar y la igualdad de oportunidades de los niños no puede depender de las alternancias políticas ni de medidas excepcionales como la apertura de comedores escolares en verano -hay que abrirlos si es necesario, pero no pueden ser una medida permanente en un país con recursos suficientes para cubrir las necesidades de su población vulnerable de forma estable y para garantizar la igualdad de oportunidades. Por eso, en nuestro último informe sobre la infancia en España insistimos en que la pobreza infantil no debe seguir creciendo, ponemos de relevancia el valor social de los niños y urgimos la necesidad de un Pacto de Estado que blinde los derechos de la infancia.

Tanto en 2013 como en 2014 hemos acompañado esta lucha contra la pobreza infantil de un intenso trabajo con administraciones públicas, con otras organizaciones del sector, y con campañas informativas y de recogida de firmas entre la ciudadanía. Nuestras campañas de sensibilización también abordaron en 2013 la importancia de que no disminuyan los fondos de la Ayuda Oficial al Desarrollo.

Además, trabajamos con más de 180 municipios a través del programa Ciudades Amigas de la Infancia con el que promovemos la aplicación de todos los derechos de los nioñs en el nivel municipal y además impulsamos la participación infantil para que los propios niños  vayan conociendo sus derechos, debatan sobre ellos y las cuestiones de su entorno que les afectan, y planteen propuestas a sus municipios y autonomías.

En el programa educativo Enrédate participan 4.268 centros educativos, que agrupan a 1,2 millones de alumnos y más de 100.000 docentes. Su objetivo es la promoción de los derechos de la infancia en el aula y el fomento de valores como la solidaridad, la paz, la tolerancia, la justicia y la conciencia social.

Políticas de infancia y sensibilización, educación para el desarrollo y participación infantil son los tres grandes ejes de nuestro trabajo en España, pero también trabajamos en formación de profesionales en derechos de infancia, promoción de la salud y los derechos de los niños, y en la constante información pública sobre la actualidad de la infancia y sus derechos en el mundo.

En 2013 el Comité Español de UNICEF destinó a todo este trabajo 3,2 millones de euros.

Relaciones

3,2,1, Acción por la infancia: rodaje de 1 euro veinte

Fecha: 
Jue, 23/12/2010 (Todo el día)
11/04/2011 | Actualizada a las 13:26h |
UNICEF España

Por Belén Barbero, Responsable de Contenidos de UNICEF España Estaba previsto que el rodaje tuviera lugar al día siguiente, pero las previsiones de nieve forzaron al equipo de producción a adelantar la filmación. El reto no era fácil: grabar el primer día de Enny en la escuela, una niña de cualquier barrio marginal de una ciudad de Zambia, a 40 kilómetros de Madrid.

Por Belén Barbero, Responsable de Contenidos de UNICEF España Estaba previsto que el rodaje tuviera lugar al día siguiente, pero las previsiones de nieve forzaron al equipo de producción a adelantar la filmación. El reto no era fácil: grabar el primer día de Enny en la escuela, una niña de cualquier barrio marginal de una ciudad de Zambia, a 40 kilómetros de Madrid. Y no podía quedar un espacio para la duda: la historia tenía que parecer real porque había mucho un juego.

Cuando la persona de ING y yo, representando a UNICEF, llegamos al lugar del rodaje, todo el equipo estaba ya en marcha. Habían empezado de madrugada y llevaban varias horas a la intemperie grabando las primeras escenas, visionando… El pequeño pueblo medio abandonado que se había elegido como localización era perfecto, podíamos estar en cualquier parte del mundo. Lo primero que me llamó la atención, además del frío, fue la cantidad de personas implicadas en la grabación de una pequeña historia, que no iba a durar más de tres minutos. “Imagínate lo que sientes cuando es una idea tuya lo que está moviendo a toda esta gente. Piensas algo, construyes una historia y luego un montón de personas se encargan de hacerla real. Es impactante”, comentó uno de los creativos. Todos tenían claro que no era un rodaje cualquiera. Había varias razones poderosas detrás de todo aquel montaje: transmitir la emoción de una niña en su primer día de escuela, la importancia de la educación y conseguir implicar al mayor número de personas en una acción a favor de la infancia en Zambia. Se trata de la acción solidaria de ING para las Navidades y los fondos que se obtengan irán destinados a los proyectos educativos de UNICEF en el país africano.  El rodaje fue intenso y emocionante. Se respiraba energía, ilusión y una gran profesionalidad, en especial de la pequeña Enny (nombre ficticio). El resultado, un gran vídeo, que solo se puede ver donando 1,20 euros, que van destinados íntegramente a UNICEF España.

Relaciones

La Isla Espíritu Santo, protagonistas de su futuro

Fecha: 
Lun, 07/06/2010 (Todo el día)
11/04/2011 | Actualizada a las 14:58h |
UNICEF España

Por Marta Navarro, cooperante vasca en UNICEF El Salvador

 

Por Marta Navarro, cooperante vasca en UNICEF El Salvador

Dos horas en coche en plena madrugada (con amanecer incluido), hasta llegar al Puerto del Triunfo, y, una vez allí, media hora de viaje en lancha, acompañados de hermosos manglares y multitud de aves que habitan en este lugar. Finalmente, llegamos al estero de la Isla Espíritu Santo, más conocida como la Isla de los Cocos. Tanto el nombre como el camino prometían algo impresionante y, a pesar del calor insoportable y el polvo pegado a la piel y las ropas, la Isla y su gente no decepcionan y han hecho que me convierta en una de sus defensoras y amante del lugar.

A partir de este texto, voy a relatar nuestro trabajo en este paraíso, donde tengo el inmenso placer de trabajar. En él, viven 303 familias, la mayoría de las cuales subsiste gracias al trabajo en la cooperativa del coco que hay ubicada en la Isla.

La población de la zona se enfrenta a situaciones difíciles, a las que UNICEF está intentado poner solución. Entre la población infantil hay un alto grado de abandono escolar y los isleños tienen que enfrentarse a problemas como el alcohol y los abusos sexuales.

El primer objetivo de UNICEF ha sido crear una base de datos completa a través de encuestas realizadas a todas las familias de la Isla para poder establecer un diagnóstico y, posteriormente, planificar los proyectos que se ajusten a sus necesidades.

Como cooperante, he tenido la suerte de vivir todo este proceso participando en la formación y supervisión de los encuestadores. Fue un momento difícil por el contraste entre las bellezas de la Isla -amaneceres y atardeceres preciosos en el mar, marisco fresco, los deliciosos dulces de coco de la señora Virginia, la sencillez y gentileza de sus habitantes…- y la dureza de los relatos de quienes contestaban nuestras preguntas. Fui consciente de la falta de oportunidades a las que estaban sometidas aquellas personas, algunas de las cuales ya han dejado de ser anónimas para pasar a ser compañeras y compañeros de trabajo.

Una de las experiencias más sorprendentes ha sido comprobar cómo, generación tras generación, se repetían las mismas historias, en las que niñas de 12 años embarazadas relataban un futuro similar, sin esperanza, como si ya supieran lo que les iba a ocurrir, como si lo tuvieran escrito, sin posibilidad de cambiarlo.

Terminada la primera fase de diagnóstico, el área de Educación de UNICEF comenzó a trabajar con el Ministerio de Educación de El Salvador en un proyecto que busca fortalecer procesos educativos innovadores en el centro escolar, centrado en aspectos como la convivencia, habilidades para la vida y talleres ocupacionales desde unas metodologías participativas, vivenciales y tecnológicas.

El proceso está siendo muy participativo y gracias a él nos estamos enriqueciendo todos los participantes. Al principio, realizamos un taller DAFO (Análisis de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades), que se completó con la creación de un equipo que ha coordinado las acciones de mejora, todo ello incluido en un plan de mejora elaborado por la comunidad.

Cada mes aproximadamente debo viajar a la Isla para ver los avances que se están dando y es sorprendente observar cómo se ha empoderado parte de la población, sacando a relucir las capacidades que tienen y que durante tanto tiempo no han tenido oportunidad de demostrar.

Aún nos queda mucho trabajo por hacer y nos encontramos con obstáculos, pero al final del proyecto, el balance del proyecto estoy segura que será siempre positivo, ya que las mejoras que se lleven a cabo siempre serán resultado de las decisiones y acciones de la propia comunidad.

Relaciones