Más de un millón de niños necesitan tratamiento contra la desnutrición en El Sahel

Madrid | 03/02/2012 | Actualizada a las 15:50h | emergencias
Hace meses que UNICEF ha intensificado su trabajo en los países afectados, tratando de evitar un agravamiento de la situación

Más de un millón de niños menores de 5 años necesitan recibir tratamiento contra la desnutrición aguda grave en la región africana del Sahel, por lo que el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, ha intensificado su trabajo en la zona en los últimos meses. 

La escasez de lluvias ha perjudicado las cosechas y ha dejado en situación precaria a comunidades enteras. En algunas zonas de Níger, por ejemplo, la cosecha de cereales de este año se ha perdido completamente, y en otras estará un 14% por debajo de las necesidades de consumo de la población. Existen además importantes agravantes, como la subida del precio de los alimentos, entre otras causas significativas.

Según el análisis de situación realizado por los equipos de nutrición de UNICEF, siete de los ocho países de la zona presentan focos con tasas elevadas de desnutrición en niños menores de 5 años. Los índices de desnutrición en las regiones más secas de Chad y Mauritania, Níger o Mali, ya requieren una respuesta de emergencia. En el resto de países de la región, Burkina Faso, Senegal, el norte de Camerún y Nigeria, comunidades enteras también están en riesgo.

Es posible evitar la desnutrición, con medidas preventivas y con un tratamiento efectivo, gracias al alimento terapéutico. Los esfuerzos de UNICEF y sus aliados en el terreno se centran ahora en conseguir suficiente cantidad de alimento terapéutico de cara a las crecientes necesidades que se prevén para los próximos meses y, así, evitar una escalada de la emergencia. Aparte del aprovisionamiento de alimento terapéutico, se trabaja en medidas de prevención como la promoción de hábitos saludables de alimentación infantil que pueden evitar casos de desnutrición, y las familias más vulnerables está recibiendo aportaciones en efectivo.

Una de esas familias es la de Halima Isaka, de Níger, quien explica que “la cosecha de este año ha sido tan mala que ni siquiera nos ha durado 3 meses. Llevamos tres años con escasez de lluvias en esta zona, no tenemos suficientes alimentos para sustentar a nuestra familia”. Las aportaciones en efectivo han permitido la compra de comida para la familia: “Antes de que recibiéramos este dinero, nos vimos obligados a recoger hojas de arbustos para alimentar a nuestros hijos”, ha indicado Halima.

UNICEF espera empezar a recibir el apoyo de donantes de todo el mundo para prestar ayuda a las familias afectadas, como la de Halima Isaka, y fortalecer la capacidad de los gobiernos implicados para que puedan responder a las necesidades de la población en crisis alimentaria.

UNICEF España ha abierto ya vías de colaboración para todos aquellos que quieran contribuir a evitar que la situación se agrave aún más en El Sahel:

https://www.unicef.es/cooperacion-internacional/donar-ong/hacer-donacion/crisis-alimentaria-en-el-sahel

 

 

Fotos y videos disponibles:

https://unicefweb.unicef.es/com/sahel

Usuario:   Refcom

Contraseña: uce442087

Contacto: 

Dailo Allí, Jefe de Prensa de UNICEF España, 609 160 051 / 91 378 95 55/ dailo.alli@unicef.es

Información adicional: 

 

UNICEF trabaja en el terreno en más de 190 países y territorios para tratar de garantizar a los niños y las niñas  el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF, que es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Lugar: 
Madrid