2.400 millones de personas carecerán de saneamiento adecuado en 2015

GINEBRA/NUEVA YORK | 14/05/2013 | Actualizada a las 10:07h | mundo
El mundo no logrará la meta del ODM

Alrededor de 2,4 millones de personas –un tercio de la población mundial– seguirán sin tener acceso a un saneamiento adecuado en 2015, según un informe conjunto de la OMS y UNICEF dado a conocer hoy.

El informe, titulado Progress on Sanitation and Drinking-Water 2013 Update (Actualización de los progresos en saneamiento y agua potable de 2013), advierte que, al ritmo actual de progreso, el Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) para 2015 de reducir a la mitad la proporción de la población que carecía de saneamiento en 1990 no se alcanzará por un 8%, una cifra que representa 500 millones de personas.

Aunque UNICEF y la OMS anunciaron el año pasado que la meta de agua potable del ODM se había cumplido e incluso superado en 2010, el reto de mejorar el saneamiento y llegar a los necesitados ha obligado a realizar un llamamiento consolidado de acción para acelerar el progreso.

 “Hay una necesidad urgente de garantizar que todos los elementos necesarios estén en su lugar –el compromiso político, la financiación, el liderazgo– para que el mundo pueda acelerar el progreso y alcanzar la meta de saneamiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio”, dijo la Dra. María Neira, Directora de la OMS para la Salud Pública y el Medio Ambiente. “El mundo puede cambiar y transformar la vida de millones de personas que aún no tienen acceso a un saneamiento básico. Los beneficios serían inmensos para la salud, para acabar con la pobreza en su origen, y para el bienestar”.

 El informe se hace eco del llamamiento urgente a la acción del Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas, Jan Eliasson, para que la comunidad internacional aúne sus esfuerzos y ponga fin a la defecación al aire libre en 2025. Cuando faltan menos de tres años para llegar a la fecha límite de los ODM, la OMS y UNICEF piden un último esfuerzo para alcanzar la meta de saneamiento.

 “Esta es una situación de emergencia no menos terrible que un terremoto o un tsunami”, dijo Sanjay Wijesekera, jefe mundial del Programa de Agua, Saneamiento e Higiene de UNICEF (WASH). “Todos los días, cientos de niños mueren; todos los días, miles de padres y madres lloran la muerte de sus hijos e hijas. Podemos y debemos actuar frente a esta tragedia humana diaria colosal”.

 Entre las principales conclusiones de los últimos datos de 2011, el informe destaca:

  • Casi dos tercios (64%) de la población mundial tenía acceso a instalaciones mejoradas de saneamiento, un aumento de casi 1.900 millones de personas desde 1990.
  • Aproximadamente 2.500 millones de personas carecían de acceso a servicios de saneamiento mejorados. De estos, 761 millones usan servicios de saneamiento público o compartido, y 693 millones instalaciones que no cumplen las normas mínimas de higiene.
  • En 2011, 1.000 millones personas todavía defecaban al aire libre. El 90% de los casos de defecación al aire libre se registran en las zonas rurales.
  • A finales de 2011, el 89% de la población mundial utilizaba una fuente mejorada de agua potable, y el 25% tenía una red de agua corriente en el hogar. Esto indica que alrededor de 768 millones de personas carecen de fuentes mejoradas de agua potable, de las cuales 185 millones dependen de las aguas superficiales para sus necesidades diarias.

-           Sigue existiendo una disparidad notable entre quienes viven en las zonas rurales y quienes viven en las ciudades. Los habitantes de las zonas urbanas constituyen las tres cuartas partes de quienes tienen acceso a un suministro de agua corriente en el hogar. Las comunidades rurales representan el 83% de la población mundial sin acceso a fuentes mejoradas de abastecimiento de agua potable y el 71% de los que viven sin saneamiento.

Un progreso más rápido en el saneamiento es posible, dicen las dos organizaciones. El informe resume la visión compartida del sector de agua, saneamiento e higiene (WASH) –incluyendo los responsables del mundo académico, de las organizaciones de derechos humanos y de las comunidades de vigilancia mundial–para un mundo después de 2015 en el que:

 Nadie debe defecar al aire libre

  • Todos deben disponer de agua potable, saneamiento e higiene en el hogar
  • Todas las escuelas y centros de saluddeben disponer de agua, saneamiento e higiene
  • El agua, el saneamiento y la higiene deben ser sostenibles
  • Las inequidadesen el acceso deben ser eliminadas.

 El informe se encuentra disponible en:www.wssinfo.org       www.who.int/phe

 Acerca de Programa Conjunto de Monitoreo de la OMS/UNICEF

El Programa Conjunto de Monitoreo de la OMS/UNICEF del abastecimiento de agua y saneamiento es el mecanismo oficial de las Naciones Unidas encargado de supervisar los progresos mundiales hacia el Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) relativo al acceso al agua potable y saneamiento. Los datos del Programa Conjunto contribuyen a establecer vínculos entre el acceso al agua potable y a las instalaciones privadas de saneamiento, y la calidad de vida.

Contacto: 

Dailo Allí, Jefe de Prensa de UNICEF España, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55; dailo.alli@unicef.es

 

Rita Ann Wallace, Comunicación UNICEF Nueva York,  Tel +1 212 326 7586 / + 917 213 4034, rwallace@unicef.org

 

Nada Osseiran, Comunicación OMS en Ginebra, Tel +4122 7914475 /Celular +4179 445 1624, osseirann@who.int

Información adicional: 

UNICEF trabaja con equipos estables y profesionales en más de 190 países y territorios para tratar de garantizar a los niños y las niñas  el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF, que es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

 

La OMS es la autoridad que dirige y coordina los temas de salud dentro del sistema de las Naciones Unidas. Es responsable de proporcionar una capacidad de liderazgo en los asuntos sanitarios mundiales, de mantener actualizada la investigación en materia de salud, de establecer normas y estándares, de diseñar políticas basadas en pruebas, de prestar apoyo técnico a los países y de realizar una labor de seguimiento y de valoración de las tendencias sanitarias. Para obtener más información acerca de la OMS y su trabajo, sírvase visitar: www.who.int

Lugar: 
GINEBRA/NUEVA YORK