Crisis de Libia

Crisis de Libia: UNICEF trabaja para proteger a los niños en la frontera

Cada vez hay más familias que están llegando a la frontera.

La crisis en Libia, que comenzó en marzo de 2011, sigue afectando a las familias dentro del propio país y en los países vecinos. Después de la muerte de Muamar Gadafi, el Gobierno interino de Libia nombró a su nuevo gabinete, cuyo objetivo era garantizar la seguridad, la estabilidad y la vuelta a la normalidad mediante la provisión de servicios sociales básicos y la vuelta a la escuela. En julio de 2012 Libia celebró sus primeras elecciones democráticas.

Después de 40 años de régimen autoritario, no existen aún sistemas fuertes que puedan regir la vida del país (incluyendo los sistemas de justicia, de bienestar social, etc.). Por ello, resulta extremadamente importante continuar apoyando el fortalecimiento de las entidades estatales y que éstas puedan asumir no sólo el paso a una vida en democracia, sino también su rol de protección de los habitantes del país.

Desde el principio de la emergencia, más de 700.000 personas han huido de Libia.A finales del año pasado el número de desplazados en Bengasi (noroeste del país) era de 11.245 personas. Se calcula que el 80% de los desplazados procedentes de Bani Walid ha regresado a su hogar; sin embargo, no hay datos de los que han vuelto a Sirte.

Además, en marzo aún había unos 70.000 desplazados internosque no tenían posibilidad de regresar a sus hogares, con la limitación en el acceso a sus derechos que conlleva. La gran cantidad de desplazamientos de población hacia los países vecinos de Egipto y Túnez hicieron necesaria una capacidad de respuesta inmediata por parte de UNICEF y sus aliados en la región.

La población debe actuar con precaución debido al alto nivel de destrucción y el peligro que suponen los explosivos sin detonar y las armas ligeras. Un total de 53 niños murieron y 96 resultaron heridos en incidentes relacionados con explosivos no detonados solo entre noviembre y diciembre de 2011.

Además,muchas escuelas han sufrido serios daños y, por lo tanto, los niños están estudiando en escuelas temporales, con escasez de materiales y sin profesores capacitados, situación que afecta especialmente a los desplazados.

No se puede olvidar elestado psicosocial de los niños, que han presenciado y vivido situaciones traumáticasque deben superar para poder desarrollarse. 

El trabajo de UNICEF

UNICEF continúa  trabajando junto con sus aliados y las autoridades libias en una doble vertiente: por un lado, para responder a las necesidades humanitarias inmediatas de los desplazados internos y de los niños afectados por la crisis; y, por otro, para diseñar estrategias a largo plazo, especialmente en las áreas de educación y protección de la infancia: 

En 2012 se plantearon retos importantes en un país que aún debe fortalecer su sistema democrático, y asumir el liderazgo y la responsabilidad en relación con los derechos de la infancia.

  • En relación con la educación, además de realizar un análisis de la situación, se sigue limpiando y rehabilitando las escuelas afectadas por el conflicto. Más allá de la reconstrucción meramente física, se está reforzando la calidad de la educación mediante laformación de profesores y adaptando la currícula educativa a la situación actual del país.
  • En el ámbito de la protección, en un estado de transición como el que vive el país, es necesario llevar un control de las posibles violaciones de derechos de la infancia. Para ello es muy importante todo el trabajo que se está realizando para reactivar el Alto Consejo para los Niños, y paraelaborar reformas legales y políticas protectoras de la infancia.
  • Se está trabajando en la difusión demensajes para promover la paz y la tolerancia, y también dando indicaciones sobre cómo actuar de forma segura en las zonas que aún tienen explosivos sin detonarde la guerra
  • Se han creado espacios seguros donde los niños pueden aprender, jugar y, sobre todo, recuperarse de las experiencias vividas por la emergencia. Para incidir en la calidad de estas acciones, también se estáformando a trabajadores sociales.
  • Se está suministrando acceso a agua potable,con acciones como la instalación de bombas para el suministro de agua. En el campamento de desplazados de Sidi Faraj ya hay dos bombas.
  • También se han distribuido kits de ocio y juego: 7 en los campos de desplazados cercanos a Tarhouna, 40 al Ministerio de Educación en Misrata, y 30 al Ministerio de Educación en Trípoli. 

Se han proporcionadovacunas básicas (polio, triple vírica, DPT-hepatitis B y BCG) ysuministros para la cadena de frío con objeto de garantizar lainmunización continuada de 200.000 niños entre mayo y septiembre de 2011.

ACCIÓN DE UNICEF DURANTE LA CRISIS DE LIBIA

Desde que comenzó la crisis en Libia, UNICEF ha respondido a las necesidades humanitarias de las familias afectadas por el conflicto, tanto dentro de Libia como en las fronteras con Túnez y Egipto.

A pesar de las dificultades de acceso del personal humanitario, a través de alianzas con organizaciones con presencia en Bengasi UNICEF realizó las siguientes acciones:

  • Distribución de10 millones de litros de agua potable para unas 470.000 personas vulnerables.
  • Reparto a las familias sitiadas en Misrata de 5.000 equipos de higiene para adultos, con suministros de higiene para bebés también, y 700 kits de agua.
  • Apoyo de la vuelta temprana a la educación. El nuevo año escolar comenzó el 7 de enero para 1,2 millones de niños, promoviendo así también un espacio de recuperación psicosocial para los niños afectados.
  • Desescombro de un total de 60 escuelas en Ajdabiya (11), Misrata (43) y Sirte (6). La reparación de tres escuelas de Misrata consiguió que unos 21.000 niños tuviesen acceso a escuelas seguras y limpias.
  • En protección, se trabajó en el juego, la superación de traumas, y laformación y sensibilización sobre el peligro de las minas antipersona y cómo protegerse de ellas.
  • Establecimientos de 43 Espacios Amigos de la Infancia en Bengasi para 4.600 niños, y de 13 en Ajdabiya para 7.450 niños.
  • Unas 30.000 personas se beneficiaron de los materiales sanitarios de emergencia provistos en hospitales y clínicas de Misrata.
  • Adquisición de 60 toneladas de productos químicos necesarios para la potabilización del agua en el este de Libia, cubriendo las necesidades de 500.000 personas durante 100 días.
  • Un total de 200.000 niños fueron vacunados en el este de Libia.
SITUACIÓN Y ACCIÓN DE UNICEF EN LOS PAÍSES VECINOS

A lo largo de la emergencia, miles de personas abandonaron Libia en dirección a los países fronterizos, principalmente Túnez y Egipto, aumentando así hasta 930.000 la cantidad de personas en los campamentos de refugiados de estos países. 

TÚNEZ
  • UNICEF contó con presencia permanente en los campamentos de Shousha y RasJdir para cubrir las necesidades básicas, y el cuidado y la protección de los niños. Entre otras, se desarrollaron las siguientes acciones:

    • Suministro de equipos de la cadena de fríoa las autoridades sanitarias de Medinine y Tataouine y otras seis provincias del sur.
    • Los equipos de apoyo psicosocial atendieron a unos 7.000 niños afectados por el conflicto, entre ellos 300 niños no acompañados.
    • Se establecieron, junto con la organización Save the Children, espacios de ocio y recreación, centros de  desarrollo de la primera infancia y centros temporales de enseñanza para unos 320 niños que vivían en los campos.
EGIPTO

Entre la población de refugiados en Egipto había unas 20.000 mujeres y niños, y se realizaron acciones de respuesta inmediata a sus necesidades de supervivencia, desarrollo y protección

  • UNICEF suministró 150.000 litros diarios de agua potable a la población, cumpliendo con el mínimo establecido de 20 litros al día por persona.
  • En cuanto a la situación nutricional y sanitaria, se apoyaron los servicios en  la zona de la frontera de Sollum a través de la inmunización, el cuidado a las madres lactantes, la atención prenatal y la nutrición para niños menores de cinco años, beneficiando a 3.500 mujeres y niños.
  • Se promovieron las buenas prácticas familiares esenciales de salud, higiene, nutrición y protección, mediante materiales de comunicación sobre temas como la lactancia materna, la potabilización del agua, el lavado de manos o el correcto uso de las letrinas. 
Población infantil(de una población total de 6.420.000 personas)
35 %
Tasa de mortalidad infantil(por cada 1000 habitantes)
17
Acceso a agua potable 
--
Esperanza de vida al nacer 
74 años
Tasa de matriculación escolar 
--
Noticias sobre la emergencia