hezkuntza.

Mejorar las vidas de los niños en República Dominicana

Fecha: 
Vie, 03/06/2011 (Todo el día)
10/11/2011 | Actualizada a las 09:39h |
Javier Cantero, Teknologia Berrien eta Antolakuntza Garapenaren Zuzendaria

Por Javier Cantero,  Director de Nuevas Tecnologías y Desarrollo Organizativo de UNICEF España

Estamos en el segundo día de viaje a terreno en República Dominicana. Igual que ayer, he podido comprobar el enorme trabajo que se hace desde nuestra oficina de UNICEF en país con los estamentos políticos para fomentar desde las propias instituciones un cambio en la vida de los niños. Además he visto cómo ese cambio se pone en marcha en las comunidades, con la ayuda de nuestras contrapartes.

He visto mucha pobreza, mucha desigualdad, pero también he sido testigo de cómo muchas personas, con su trabajo, intentan sacar de esa pobreza a las comunidades más necesitadas. Y, sobre todo, he podido comprobar que la ayuda económica de los fondos recaudados por UNICEF España contribuye de forma efectiva a ese trabajo.

Hemos visitado una guardería para niños de hasta 5 años que lleva cuatro meses funcionando. Se llama La estancia infantil de Consuelo, y ha sido construida por las instituciones públicas del país. Sin embargo, si no hubiera sido por las aportaciones de ciudadanos y empresas españolas, con las que se ha adquirido el equipamiento y mobiliario necesario, nunca hubiera llegado a abrirse.

Nos han contado que cuando arrancó la guardería sólo tenía 47 niños y ahora son ya 80, aunque las expectativas son de llegar a 160. La estancia infantil de Consuelo es un espacio de protección para los niños, donde se las presta tanto alimentación como los primeros pasos en el proceso educativo. Antes de que se abriera, estos niños se quedaban a cargo de sus hermanos mayores, también de corta de edad, o en casas de amigos o familiares, para que las madres pudieran ir a sus trabajos. Ahora, estos niños reciben esa atención básica por parte de profesionales que favorecen su formación y desarrollo personal.

Esto es todo por hoy, mañana os contaré la visita al hospital, que también ha sido muy motivador.

Relaciones