UNICEF prepara su respuesta a los afectados por las inundaciones en Filipinas

18/12/2011 | Actualizada a las 14:59h | Emergencias

Foto de archivo. Una niña en el poblado de Baseco, en Manila (Filipinas).

UNICEF se está preparando para responder a las necesidades de aproximadamente 43.000 niños afectados por las inundaciones causadas por la tormenta tropical Washi en Mindanao, Filipinas.

Se estima que 14.000 niños se encuentran en centros de evacuación. Los organismos y agencias internacionales están llevando a cabo un plan de acción para responder a las principales necesidades de las familias desplazadas.

Una de las cuestiones que más preocupa a UNICEF son las condiciones del agua y el saneamiento, la salud y estado nutricional de los niños, especialmente menores de cinco años, y la protección de los niños en centros de evacuación y las comunidades afectadas.

UNICEF ha preparado materiales para su envío a las zonas afectadas, incluyendo: kits de agua, para garantizar agua limpia y segura; kits de higiene, que contiene jabón, cepillos de dientes y artículos de higiene personal; carpas y lonas para refugios temporales;  vitamina A para las madres y sus bebés; materiales informativos sobre la importancia de la lactancia materna  para reducir el riesgo de mortalidad infantil; y juegos recreativos para que los niños puedan jugar y tener un sentido de normalidad.