UNICEF alerta sobre el reclutamiento de niños soldado en Malí

17/08/2012 | Actualizada a las 17:04h | Mundo
Un grupo de niños da clase de educación física en un colegio de la región de Sikasso, Malí.

Los grupos armados que operan en el norte de Malí están reclutando cada vez a más niños, utilizándolos con fines militares, según informes recibidos por UNICEF que estiman la cifra en varios cientos.

En julio, UNICEF informó de que al menos 175 niños, de edades comprendidas entre los 12 y 18 años, habían sido reclutados directamente por los grupos armados establecidos en el norte.

Por ello, la organización hace un llamamiento a todas las partes en el conflicto, incluyendo líderes y miembros de las comunidades, a proteger a los niños frente a los peligros de los conflictos armados y evitar que participen en las hostilidades.

Cuando un niño participa activamente en un conflicto, ya sea como combatiente o como apoyo, estará expuesto a un alto riesgo que supone un impacto potencialmente negativo a largo plazo en su salud y bienestar.

El reclutamiento y utilización de niños menores de 18 años por parte de grupos armados está prohibido por el Derecho Internacional, llegando a constituir un crimen de guerra y un crimen contra la humanidad si los niños reclutados tienen menos de 15 años.

En el norte de Malí, la tasa de desnutrición global figura entre las más altas del país, las escuelas han sido cerradas durante gran parte del año, decenas de miles de familias han sido expulsadas de sus casas y expuestas a la violencia y el dolor; y el cólera ha surgido a lo largo del río Níger.

A mediados de agosto, UNICEF había recibido tan sólo el 28% de su llamamiento de emergencia, estimado en 58 millones de dólares (71,60 millones de euros) para 2012.