Sahel: UNICEF participa en un encuentro de la Unión Europea para atajar la crisis nutricional

17/06/2012 | Actualizada a las 18:38h | La infancia en datos
Kadia Dianapo, de 10 meses, come alimento terapéutico listo para usar en el centro de Salud de Konio.

La Directora Adjunta de UNICEF, Yoka Brandt, ha participado hoy en Bruselas en el encuentro organizado por la Unión Europea para abordar la crisis alimentaria del Sahel, que amenaza las vidas de millones de niños y de sus familias. 

"Estamos en una carrera contra reloj para salvar vidas antes de que la crisis llegue a un pico que puede poner en peligro la las vidas de millones de personas, así que este anuncio es muy bien recibido", dijo Brandt, agradeciendo el anuncio hecho por la Comisión Europea de aumentar la ayuda humanitaria a la región. 

UNICEF espera proporcionar tratamiento a 1,1 millones de niños

En 2012, UNICEF espera proporcionar tratamiento suficiente para salvar la vida de 1,1 millones de niños menores de cinco años que sufren desnutrición aguda grave en el Sahel, donde se estima que 18 millones de personas, en nueve países, están afectadas por la sequía y la crisis alimentaria.
 
Brandt agradeció a los anfitriones de la reunión celebrada en Bruselas, la Comisaria Europea para Asuntos Humanitarios Kristalina Georgieva y al de Desarrollo, Andris Piebalgs, el apoyo dado a UNICEF para abordar tanto la crisis actual que atraviesa el Sahel como su impacto a largo plazo.
 
También elogió la puesta en marcha por parte de la Comisión Europea de la Alianza Mundial de Resistencia (AGIR) que busca ayudar a la población del Sahel a mejorar su capacidad de recuperación para que puedan hacer frente mejor a crisis futuras. 
 

En los próximos meses, aumentará el número de niños que necesita ayuda

En los próximos tres meses se prevé un gran aumento del número de niños que necesitan ayuda porque la región se encuentra actualmente en el período más seco y árido del año. Para 2012, UNICEF necesita unos 146 millones de dólares (117,5 millones de euros) para sus operaciones de emergencia en la región del Sahel.
 
"Necesitamos desesperadamente los medios precisos para salvar la vida de 1,1 millones de niños que se encuentran en riesgo de desnutrición aguda grave", dijo Brandt, quien presenció la magnitud de la crisis alimentaria durante una reciente visita a Níger.
 
Este apoyo ayudará a UNICEF a proporcionar una respuesta integral en la región teniendo en cuenta las necesidades más urgentes: la crisis nutricional y la continua inestabilidad en Malí, donde 167.000 personas son desplazados internos y 170.000 han huido a países vecinos.