Poco tiempo para evitar un desastre en Sahel

15/03/2012 | Actualizada a las 09:35h | Emergencias
Un niño recibe tratamiento para la desnutrición aguda severa en un centro de alimentación terapéutica en Mao, Chad.

UNICEF advierte de que hay poco tiempo para evitar un desastre al que se enfrentan más de un millón de niños menores de cinco años en la región africana del Sahel. La llegada de la temporada de sequía en los ocho países afectados es inminente. Para UNICEF, este periodo se caracterizará por el aumento del número de niños en centros de alimentación que necesitan un tratamiento para salvar sus vidas. 

“Un desastre múltiple acecha a los niños en el Sahel", ha advertido el Director Regional de UNICEF, David Gressly. "Incluso en el mejor de los escenarios prevemos que más de un millón de niños con desnutrición aguda grave llegarán a los centros de alimentación durante los próximos seis meses. Si se dan unas condiciones más extremas, esta cifra podría alcanzar 1,5 millones, y los fondos siguen sin llegar al ritmo necesario para una preparación adecuada que dé respuesta a las necesidades”, ha añadido. Hasta ahora, UNICEF ha recibido 24 millones de dólares (casi 18,4 millones de euros), frente a los 119 millones de dólares (91,1 millones de euros) que se necesitan para 2012, recogidos en el llamamiento de la emergencia.

Los gobiernos, UNICEF, otras agencias de Naciones Unidas y organismos de ayuda internacional están respondiendo a una crisis causada por la escasez de lluvias y las malas cosechas que afectan a unos 10 millones de personas en zonas de Chad, Burkina Faso, Mauritania, Malí, Níger, el norte de Nigeria, Camerún y zonas del norte de Senegal. El conflicto en Malí, que ha provocado que muchas personas huyan de sus hogares, ha incrementado la demanda de ayuda de emergencia tanto en Malí como en los países vecinos que han recibido a los refugiados.

"El recrudecimiento de los combates en Malí, así como la grave inseguridad en el norte de Nigeria y otros países, está complicando la operación de ayuda. Sin una buena respuesta de emergencia y un esfuerzo sostenido para reducir el riesgo a medio y largo plazo, una generación entera se enfrenta a un futuro de dependencia, pobreza y supervivencia amenazada”, ha dicho Gressly.

Zalí, un niño del Sahel, emitido en Informe Semanal.

Sahel, un campo abonado por la desnutrición infantil, reportaje emitido en La Ser.

La vida al borde del hambre, publicado en El País.