Siria: Espacios Amigos de la Infancia para recuperar la normalidad

05/09/2012 | Actualizada a las 17:19h | Emergencias
Tabarak y varias amigas en el campamento de refugiados de Za'atari

Un Espacio Amigo de la Infancia es un lugar en el que los niños ven cubiertas sus necesidades básicas de nutrición, salud y protección, al tiempo que ven garantizado su bienestar emocional, social y educativo. En situaciones de crisis y emergencia, la vuelta a una cierta normalidad y rutina es fundamental para los niños.

Actualmente hay 10 Espacios Amigos de la Infancia apoyados por UNICEF en el campamento de refugiados de Za'atari, en el norte de Jordania, con capacidad para 2.500 niños. Sin embargo, las previsiones indican que en unos meses habrá 35.000 niños, por lo que es necesario ampliar estas zonas.

Tabarak, 12 

Tabarak, de 12 años, dice que no le gusta estar en el campamento de Za'atari porque es muy polvoriento. Afirma que extraña su hogar en Siria, pero que al menos ahora se siente a salvo. "Yo tenía mucho miedo antes".
 
Tabarak, sus padres y sus siete hermanos llevan tres semanas en el campamento de Za'atari. Ella y su familia huyeron del conflicto en el sur de Siria cuando la situación empeoró.
 
Cada mañana Tabarak se despierta y ayuda a barrer el polvo fuera de la tienda donde duerme. Después de comer, se marcha con prisas hacia el centro del campamento, donde hay una gran zona vallada con tiendas de campaña de UNICEF y un parque infantil. "Me gusta ir a esas tiendas, es muy divertido. Nos dejaron jugar y nos enseñan deportes", cuenta.
 
UNICEF ha construido 10 Espacios Amigos de la Infancia en el campamento de Za'atari: lugares seguros donde los niños se socializan, juegan, vuelven a establecer una rutina y reciben atención y apoyo para hacer frente a la angustia emocional causada por los conflictos y la violencia que han presenciado o experimentado.
Los padres están invitados a participar en las clases y recibir información sobre el cuidado de sus hijos.
 
Tabarak dice que lo que más le gusta es jugar en los columpios. "He conocido a otros niños de los que no sabía antes. Ahora son mis amigos".
 
Hay más de 11.000 niños refugiados en el campamento de refugiados de Za'atari y si prosigue la tendencia actual, habrá un aumento dramático en los próximos dos meses.
 
UNICEF está trabajando urgentemente para garantizar que haya más espacios seguros para que los niños aprendan, jueguen y sanen.
 
Tabarak dice que cuando crezca quiere ser profesora de ciencias. Por el momento, se ríe y juega en el patio de recreo de UNICEF con otras dos chicas de su edad. Se trata de un comportamiento normal para la mayoría de los chicos de 12 años, pero un gran cambio respecto a la vida que tenían estas chicas en Siria.
Cómo colaborar