Sahel: 250.000 niños tratados contra la desnutrición

10/06/2012 | Actualizada a las 12:19h | Emergencias

Dos niños caminan por el area afectada por la sequía de Hodh, Mauritania.

Durante los cuatro primeros meses de este año casi 250.000 niños menores de cinco años han recibido tratamiento contra la desnutrición aguda grave, como parte del trabajo de UNICEF para hacer frente a la emergencia nutricional en la zona. Sin embargo,aún se siguen necesitando fondos para llegar a todos los niños afectados por la grave crisis nutiricional que afecta a la región. 

Se calcula que al menos 1,1 millones de niños necesitarán tratamiento, por lo que el número de centros especializados, capaces de hacer frente a la crisis, ha aumentado a 5.200. En los próximos tres meses se prevé que las necesidades de los niños aumenten, porque la región se encuentra ahora en el período de mayor sequía y aridez del año.

Además, el conflicto en Malí, que ha obligado a 170.000 personas a huir de sus hogares hacia tres países vecinos, está creando nuevas demandas y problemas para garantizar el acceso seguro de la ayuda. Otras 167.000 personas se han visto obligadas a desplazarse a otras partes del país.
 

Necesidad de fondos para seguir salvando vidas

Para lo que queda de año, UNICEF necesita 146 millones de dólares (116,45 millones de euros) para seguir trabajando en una respuesta completa e integrada a las necesidades de la crisis nutricional, de la emergencia de Malí y la amenaza del cólera y otras epidemias. Hasta el momento se han conseguido 93 millones de dólares (74,04 millones de euros) para el trabajo de emergencia de UNICEF en la región.

"No hay duda de que los fondos conseguidos a principios de este año nos ha ayudado mucho para estar preparados y salvar vidas", ha dicho el Director de UNICEF para África Occidental y Central, Manuel Fontaine.

"En todo el Sahel, estamos haciendo frente a múltiples necesidades para salvar vidas y ayudar a los niños, y la crisis de Malí ha puesto a más niños en peligro. Hasta el momento, hemos recibido fondos principalmente para la respuesta inmediata en nutrición. Pero la falta de fondos para el resto del trabajo nos impide hacer todo lo que podemos por los niños y sus padres en este momento de gran necesidad", dijo.
 

UNICEF tiene como objetivo dar una respuesta integral 

Los niños que viven en el norte de Malí están en situación de riesgo, teniendo que hacer frente a abusos, falta de acceso a la educación o al reclutamiento en grupos armados. Es necesario fomentar los programas educativos en los nueve países afectados por la crisis nutricional, porque los niños de las comunidades más pobres están abandonando las escuelas.
 
Además se deben llevar a cabo campañas de vacunación para prevenir epidemias. En lo que va de año, más de seis millones de niños han sido vacunados contra el sarampión y más de nueve millones han recibido mosquiteras tratadas con insecticida para reducir el riesgo de malaria. Es fundamental poner en marcha las medidas necesarias antes de las lluvias, para evitar brotes de cólera ya que la enfermedad es endémica en muchas zonas afectadas por la crisis.
 
Según Naciones Unidas, cerca de 18 millones de personas están afectadas por la crisis alimentaria en los nueve países de Sahel. UNICEF advirtió, a finales del año pasad,o que entre 1 y 1,5 millones de niños necesitarían tratamiento contra la desnutrición aguda grave e hizo un primer llamamiento a la acción.