Mauritania: UNICEF distribuye suplementos nutricionales a los niños en riesgo de desnutrición

09/07/2012 | Actualizada a las 10:31h | Emergencias
Oumou Sy lleva a su hijo, Kumbaba, de 7 meses, junto a una trabajadora de la salud, al centro nutricional del Hospital de Kaedi, en Mauritania

A las 8 de la mañana, Tahya Bowbe,  junto a sus hijos, Cheikh, de 11 meses y Aminte, de 3 años,  esperan cola en el centro de salud de Kiffa para participar en un programa de medición del estado nutricional de los niños menores de 5 años. Además, este programa proporciona suplementos nutricionales a todos los niños entre los 6 y los 24 meses de edad.

Mauritania está sufriendo la grave crisis nutricional que afecta a la región del Sahel. Se calcula que hasta 90.000 niños podrían sufrir desnutrición aguda este año. UNICEF, el Programa Mundial de Alimentos y las organizaciones aliadas están apoyando al Ministerio de Salud en la implementación de un programa de alimentación en regiones con tasas alarmantes de desnutrición.

De esta manera, UNICEF está proporcionando suplementos nutricionales en tres regiones y formando a los trabajadores de la salud a implementar el programa.

Monitorización de la desnutrición y distribución de alimentos

Como parte de la respuesta a la crisis alimentaria en el Sahel, se están tratando a miles de niños que sufren desnutrición. El programa de suplementos nutricionales distribuye además alimentos terapéuticos listos para usar para luchar contra la desnutrición.

A Aminte y Cheikh se les midió la circunferencia del brazo para evaluar su estado nutricional, prueba a través de la cual se le diagnosticó a Cheikh desnutrición aguda moderada. Por esta razón, se le proporcionó suplemento nutricional para un mes, explicando a su madre cómo usarlo. Después de ese tiempo, tanto él como su hermana tendrán que volver para poder hacerles seguimiento.

Para asegurar el éxito del programa, UNICEF ha proporcionado formación a los trabajadores de la salud que lo están implementando. UNICEF también ha proporcionado suplementos nutricionales a 34.724 niños en las regiones de Assaba, Hod El Chargui y Hod El Garbi. Adicionalmente, el Programa Mundial de Alimentos y las ONG están apoyando el programa para llegar a otros 34.400 niños en otras regiones.

La comunidad, clave en la lucha contra la desnutrición

En el pequeño pueblo de Boughadooum, el hogar de una comunidad de pastores duramente afectados por la sequía y la falta de alimentos, Zenibou Mint Mustafa llevó a revisión del estado nutricional a sus dos hijas, gracias a una enfermera de la comunidad que les había informado sobre el programa.

A Salma, de 12 meses, se le diagnosticó desnutrición aguda moderada y Mariam, de 23, estaba en riesgo de sufrir desnutrición también. Con el apoyo de UNICEF y gracias al programa de distribución de suplementos nutricionales, de evaluaciones y de  información sobre mejores prácticas de alimentación, los padres cuentan con más recursos para cuidar a sus hijos y prevenir la desnutrición.