Los niños se llevan la peor parte del conflicto en Siria

22/08/2012 | Actualizada a las 11:35h | Emergencias
Una niña en una ciudad siria afectada por el conflicto.

UNICEF muestra su inquietud por el hecho de que los niños se siguen llevando la peor parte del conflicto que afecta a varias regiones de Siria.

UNICEF está trabajando con sus colaboradores para prestar asistencia urgente a cientos de miles de niños y familias que han huido de sus hogares para escapar de los ataques, ya que se llevan la peor parte del conflicto.

Las familias que se refugian en escuelas, mezquitas y otros edificios públicos, en Damasco y en otras regiones, están recibiendo kits de higiene, colchones, mantas, así como alimentos y otros artículos para sus hijos.

Durante el mes de julio, a pesar de deterioro de las condiciones de seguridad y el acceso limitado a muchas áreas, UNICEF y sus colaboradores fueron capaces de intensificar los trabajos para llegar a alrededor de 94.000 personas, la gran mayoría de ellos (cerca del 90 por ciento) niños y adolescentes.

El Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, ha dicho que la prioridad más urgente es proteger a los niños y sus familias.

"Aprovechando que los ojos del mundo se fijan en la escalada de violencia que afecta a Siria, no debemos pasar por alto el hecho de que los niños, a pesar de no ser responsables de esta tragedia, están pagando un precio terrible", aseguró el Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake.

"Los niños están muriendo, perdiendo sus casas y a sus padres, y no pueden asistir a la escuela. UNICEF apoya a las personas implicadas que desde muchas zonas están llamando a todas las partes implicadas a hacer todo lo que esté a su alcance para proteger a los inocentes", afirma Lake.

El deterioro de la situación provoca que siga aumentando el número de personas que huyen de Siria a países vecinos. Hasta la fecha, más de 130.000 refugiados sirios -alrededor de la mitad de ellos niños y adolescentes- se han registrado en Jordania, Líbano, Turquía e Irak. UNICEF se une a otras organizaciones humanitarias para proporcionar una amplia gama de servicios esenciales, como agua, saneamiento, educación y apoyo psicosocial.

Cómo colaborar