La mortalidad infantil se reduce en un tercio en dos décadas

17/09/2010 | Actualizada a las 13:58h | La infancia en datos
Una mujer sostiene a su bebé recién nacido en el Hospital Zeynep Kamil, el mayor hospital pediátrico de Estambul (Turquía).

La tasa de mortalidad de menores de cinco años se ha reducido en un tercio, pasando de las 89 muertes por cada 1.000 nacidos vivos en 1990 a las 65 del año pasado. Según estos datos, la cifra absoluta de muertes infantiles en 2009 fue de unos 8,1 millones, frente a los 12,4 millones de 1990.

 Las nuevas estimaciones están recogidas en el informe Niveles y Tendencias de la Mortalidad Infantil en 2010 (PDF en inglés), publicado por el Grupo Interinstitucional de Naciones Unidas para la Estimación de la Mortalidad Infantil (IGME, en sus siglas en inglés), y en un artículo especial de la revista The Lancet.

 A pesar de la buena noticia de este descenso, en el mundo aún mueren cada día 22.000 niños menores de cinco años por causas que se pueden prevenir. El 70% de estas muertes ocurren durante el primer año de vida.

 La mortalidad de menores de cinco años se concentra en unos pocos países. Cerca de la mitad de estos 8,1 millones fallecieron en cinco países: India, Nigeria, República Democrática del Congo, Pakistán y China.

África Subsahariana sigue concentrando las tasas más altas: uno de cada ocho niños fallece antes de cumplir los cinco años. Este dato es 20 veces mayor que la media que se registra en países industrializados, donde la tasa es de un niño de cada 167. El Sudeste Asiático ocupa el segundo lugar: uno de cada catorce niños muere antes de su quinto cumpleaños.

Lejos aún de los Objetivos del Milenio

Pese a esta reducción de un tercio entre 1990 y 2009, el ritmo no es suficiente para alcanzar la meta número 4 de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (reducir en dos tercios las muertes de niños menores de cinco años entre 1990 y el año 2015), especialmente en África Subsahariana, el Sudeste Asiático y Oceanía.

Las estimaciones son producto del trabajo de una serie de organizaciones del sistema de las Naciones Unidas que forman el Grupo Interinstitucional para la Estimación de la Mortalidad Infantil, y se desarrollan con la supervisión y el asesoramiento de expertos independientes procedentes de instituciones académicas.

.