Haití: ?Me gustaría decir a todos los niños del mundo que nos ayuden para que nuestro país pueda avanzar?, Rose Verlande, 16 años

25/06/2010 | Actualizada a las 16:28h | Emergencias
Un grupo de niños debaten cómo reconstruir Haití.

En el Centro de Convenciones de Puerto Príncipe, parcialmente afectado por el terremoto, más de 100 niños de diferentes clases sociales de todo el país se reúnen para debatir de qué forma se pueden hacer oír sus voces en el proceso de reconstrucción de Haití.

El Movimiento Mundial por la Infancia, (GMC en sus siglas en inglés), lo lideran UNICEF, World Vision, Plan Internacional, Save the Children, SOS Aldeas Infantiles Internacional y Care. Su principal objetivo es promover, por un lado, campañas mundiales de sensibilización, y por otro, la responsabilidad del gobierno respecto a los derechos de la infancia. Su visión común es un 'Haití hecho a medida de los niños y niñas' y apoyan al gobierno respecto a este objetivo.

El Movimiento Mundial por la Infancia va a celebrar consultas con los niños de Haití para asegurar que sus necesidades y puntos de vista se incorporan a la Evaluación de Necesidades Posteriores a un Desastre (PDNA), una evaluación de los daños, pérdidas y valoración de las necesidades por sector, que está siendo ejecutado por el Gobierno de la República de Haití con el apoyo de la comunidad internacional.

Las propuestas de los niños

 Lo que más piden los niños son nuevas escuelas y reconocen que es la forma más sostenible de reconstruir Haití. “La reconstrucción completa de Haití no es algo que sea posible sólo en unos pocos meses o en unos pocos años. De hecho, para mí, la reconstrucción llegará en el futuro, pero primero hay que dar educación a los niños", subraya Widmark Francois, de 17 años.

 Los niños saben que la comunidad internacional está siguiendo la situación en Haití muy de cerca. "Me gustaría decir a los niños de todo el mundo que nuestro país, Haití, ha sufrido mucho, porque está realmente muy poco desarrollado y no contamos con todo lo que necesitamos. Así que deseamos que nos entiendan, y si lo hacen, que nos ayuden a realizar nuestros sueños para que nuestro país pueda avanzar", dice Rose Verlande.

Marie-Ange, de 9 años, dibuja la escuela de sus sueños. “Quiero tener mi colegio de vuelta, pero uno más seguro, que no se venga abajo si hay otro terremoto. Demasiados niños murieron y los niños no deben morir”, explica.

Los niños realizan todo tipo de sugerencias a través de dibujos, muchas de las cuales tienen que ver con la seguridad y la educación. Emmanuela, mediadora de 21 años, procedente de Jacmel, una de las ciudades más afectadas por el terremoto, explica cómo usan las sugerencias de los niños como una herramienta para el desarrollo de propuestas.

“Las sugerencias e ideas de los niños han probado ser eficaces y algunas de estas propuestas ya se están poniendo en práctica. UNICEF las tiene en cuenta y por eso distribuye más linternas y luces móviles en las comunidades", dice la Especialista de UNICEF en Protección Infantil, Virginia Pérez Antolín.

El vínculo entre la falta de oportunidades educativas y la delincuencia es algo demasiado familiar para muchos niños haitianos. "Tenemos mucha inseguridad, porque después de la catástrofe tenemos un montón de gente que está haciendo cosas malas en las calles. Yo les diría a los niños que tienen que continuar sus estudios para que puedan ser alguien", señala Phildor Oberson, de 15 años.