El trabajo infantil socava el progreso hacia el logro de los ODM

11/06/2012 | Actualizada a las 11:14h | Mundo
Kambou Tangba, 17, hace una pausa en su camino al trabajo en el pueblo de Kirkpadouo, Costa de Marfil.Solía ir a la escuela, pero después de dos años, se tuvo que poner a trabajar, ya que su padre la obligó a abandonar la escuela.

El 40% de las personas que no tienen empleo en el mundo son jóvenes, una estadística que no puede separarse de los 215 millones de niños que son víctimas de trabajo infantil.

"El trabajo infantil socava sistemáticamente el progreso hacia el logro de los ODM como la reducción de la pobreza, la educación, el VIH / SIDA y la igualdad de género. Si no somos capaces de derrotar el trabajo infantil, no somos capaces de alcanzar los ODM y fallaremos en el cumplimiento del derecho de los niños a la protección y a un futuro mejor",  Joanne Dunn, Asesora Superior de Protección, Trabajo Infantil.

De los 215 millones de niños que son víctimas de trabajo infantil, 115 millones lo hacen en condiciones peligrosas.

El trabajo infantil reduce las posibilidades de salir de la pobreza

El trabajo infantil tiene un gran impacto en la educación de los niños (tanto en tasas de matriculación como en el rendimiento escolar). Es menos probable que los niños que trabajan demasiadas horas, o en condiciones peligrosas, se matriculen, rindan en el colegio y completen su educación. Todo esto reduce sus posibilidades de salir de la pobreza.

Por esta razón, velar porque todos los niños y niñas vayan a la escuela y reciban una educación de calidad son las claves para prevenir el trabajo infantil.