Día Mundial del Agua

21/03/2012 | Actualizada a las 09:27h | Mundo
Aruma Idriss, de 10 años, recoge agua en Yamena, Chad.

El 22 de marzo se celebró el Día Mundial del Agua. Este año ha partido de una buena noticia: el mundo ha cumplido la meta del Objetivo de Desarrollo del Milenio (7) sobre agua potable: reducir a la mitad la proporción de personas sin acceso al agua potable.

Y se ha logrado mucho antes de la fecha límite establecida en 2015, según el informe Progreso sobre el agua potable y saneamiento 2012 publicado por UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

No obstante, todavía queda mucho por hacer. Actualmente 783 millones de personas en todo el mundo siguen sin tener acceso a fuentes óptimas de agua potable. Y esto afecta muy especialmente a las personas que viven en áreas rurales.

Diferencia entre las zonas urbanas y las rurales

Por esta razón, UNICEF ha pedido a los gobiernos prestar especial atención a las personas que viven en las zonas rurales, ya que se están quedando atrás en lo que respecta al acceso al agua potable y a servicios básicos de saneamiento.

"Los gobiernos deben asegurarse de que sus recursos logran resultados reales para las personas más pobres", dijo Sanjay Wijesekera, Responsable de Agua, Saneamiento e Higiene de UNICEF. "De lo contrario corren el riesgo de dejar grandes porciones de sus poblaciones, especialmente los niños, cada vez más vulnerables a las enfermedades."

De los 783 millones de personas aún sin fuentes mejoradas de agua potable en 2010, 653 millones son de las zonas rurales. El panorama aún es peor para el saneamiento,  el 79 por ciento de la población urbana de todo el mundo utiliza servicios de saneamiento mejorados mientras que sólo el 47 por ciento de la población rural lo tiene. El 72 por ciento de los que no tienen acceso a saneamiento mejorado, esto es, 1.800 millones de personas, viven en zonas rurales.

UNICEF asegura que la desigualdad entre zonas rurales y urbanas en relación al acceso a agua potable es particularmente importante en los países más pobres. En el África subsahariana la brecha entre las zonas urbanas y rurales es de 34 puntos porcentuales. En promedio en los países menos desarrollados, 97 de cada 100 habitantes de zonas rurales no tienen instalaciones de agua corriente.

Las mujeres y las niñas, las más afectadas por la falta de agua

Según el informe, en los casos en que no es posible acceder fácilmente al abastecimiento de agua, la carga de transportar el agua recae de manera desproporcionada en las mujeres y niñas.

Las encuestas realizadas en 25 países de África subsahariana, revelan que en el 71 por ciento de los hogares sin agua, las mujeres o las niñas son las principales responsables de la recogida de agua. Cada familia suele realizar al menos un viaje al día, y a menudo más, para transportar agua.

Se estima que las mujeres dedican un total de al menos 16 millones de horas al día a recoger agua potable, los hombres dedican 6 millones de horas, y los niños, 4 millones de horas.
 

Cómo colaborar