Ayuda refugiados: 2 niños mueren cada día en el Mediterráneo

Actualizado el 19/02/2016 a las 12:15 | Emergencias
Ayuda refugiados: 2 niños mueren cada día en el Mediterráneo

Los meses se suceden y la crisis de refugiados en Europa nos sigue dejando unas cifras escalofriantes. Desde septiembre de 2015, una media de 2 niños se han ahogado cada día cuando trataban de cruzar el Mediterráneo con sus familias. 

Todos tenemos grabada en la retina la foto de Aylan Kurdi, el pequeño que apareció muerto en una playa de de Bodrum, en Turquía. Desde entonces, más de 340 niños y niñas como él se han ahogado en el Mediterráneo oriental.

Desde organizaciones como UNICEF, ACNUR o la OIM, tememos que la cifra total sea mucho mayor, ya que muchos cuerpos han quedado perdidos en el fondo del mar. Datos como estos nos impulsan a pedir de forma urgente que se proteja a estas personas que huyen del conflicto y la desesperación.

AYUDA REFUGIADOS: EL MEDITERRÁNEO, LA PEOR PARTE DEL VIAJE

"No podemos mirar a otro lado mientras ocurre esta tragedia en la que se están perdiendo tantas vidas de niños inocentes", dice el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake. "Aunque no podamos poner fin a la desesperación que los obliga a echarse al mar, los países pueden y deben asegurar que el viaje sea seguro para estas personas. Nadie mete a un niño en una lancha si existe una opción más segura".

El paso del mar Egeo entre Turquía y Grecia se ha convertido en una de las rutas más peligrosas del mundo para migrantes y refugiados. En pleno invierno, la situación se complica para las lanchas inestables en las que se lanzan al mar. Un mar muy revuelto en estos fríos meses que aumenta exponencialmente el riesgo de naufragio.

La mayoría de refugiados y migrantes con los que hablamos coinciden en que cruzar el Mediterráneo fue la peor parte del viaje. Sus caras al llegar a la orilla de las islas griegas demuestran el miedo, la angustia y la ansiedad por la que acaban de pasar. 

CRISIS DE REFUGIADOS: UNA TRAGEDIA HUMANITARIA QUE DEBE PARAR

Esta situación se ha convertido en una tragedia humanitaria que debe parar cuanto antes. No debemos soportar ni una muerte más en el Mediterráneo. Por ello queremos pedirles a nuestros responsables políticos que ofrezcan seguridad a los refugiados y migrantes durante su viaje.

La protección debe ser especial para el caso de los niños, que ya representan un 36% de los refugiados y migrantes en Europa. Esto significa que, si no hacemos algo pronto, cada vez más niños morirán ahogados en el Egeo

No podemos dejar pasar ni un minuto más.