Ana Duato cuenta en primera persona su viaje a Haití con UNICEF

29/04/2010 | Actualizada a las 16:28h | Embajadores y colaboradores
En la escuela Filseccam de Jacmel, Ana Duato abre un kit de recreación de UNICEF junto con los alumnos.

La actriz Ana Duato, Embajadora de UNICEF España, estuvo una semana en Haití el pasado abril, justo tres meses después del violento terremoto que asoló el país caribeño, visitando proyectos de recuperación apoyados por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia. Ana Duato nos narra en primera persona su emotivo viaje a terreno.

En el vídeo, de más de cinco minutos de duración, la actriz entrevista a la Representante de UNICEF en Haití, Francoise Gruloos-Ackermans, y “conoce” al ‘señor Gudoo-Gudoo’, que es el nombre que los haitianos le pusieron al seísmo por el ruido que hacía. También visita un campo de desplazados, donde se acerca hasta una tienda de campaña para bebés y un espacio seguro para la infancia, y se une a decenas de niños de Léogâne en su ‘vuelta al cole’. Finalmente, pasa una tarde con Brunia, una niña que perdió a su hermano menor en el terremoto, y dibuja un panorama aleccionador: “Es el momento de dejar atrás la tragedia. La reconstrucción está todavía por comenzar”.

Hace unas semanas, a su vuelta de Haití, Ana Duato mantuvo un encuentro con la prensa en Madrid. Aún impresionada por una imagen “desoladora”, la actriz destacó la fortaleza de los haitianos, que han hecho “que la vida continúe sobre los escombros”. “Los haitianos están reconstruyendo la esperanza para el futuro de sus hijos”, afirmó convencida.

Avances en 3 meses

Durante este viaje, conoció la situación de los afectados en las ciudades de Puerto Príncipe, Jacmel y Léogâne, donde visitó escuelas y campos de desplazados para conocer el trabajo que está realizando UNICEF, en colaboración con el Gobierno haitiano y otras organizaciones de acción humanitaria, desde el devastador terremoto del pasado 12 de enero. “Hay mucho trabajo que aún no es visible y Haití aún nos necesita, pero en estos meses se han conseguido muchas cosas”.

A pesar de la destrucción a gran escala y a la interrupción de servicios, se ha conseguido dar cobertura a necesidades básicas de la infancia:

“Es el momento de dejar atrás la tragedia. La reconstrucción está todavía por comenzar ”

• No se ha producido ningún brote epidémico ni han aumentado las tasas de desnutrición • Más de 200.000 niños y mujeres se benefician de programas selectivos de alimentación • Más de un millón de personas afectadas están recibiendo agua potable • Las campañas de vacunación a gran escala han inmunizado a 100.000 niños hasta la fecha • Se ha realizado una evaluación de los centros residenciales de atención infantil que albergan a más de 25.000 niños, y se les ha proporcionado alimentos y medicinas • Las escuelas han comenzado a abrir sus puertas en lugares temporales, gracias a la distribución de miles de tiendas de campaña y de cientos de equipos de aprendizaje y materiales pedagógicos.

 Durante su estancia en Haití entre el 17 y el 23 de abril, la Embajadora de UNICEF España vivió instantes duros, pero también momentos de risas y juegos. La intérprete recordó emocionada su visita a la Escuela de la Redención, en Léogâne. “Entramos en la escuela sin querer perturbar el ritmo de las clases y acabamos, yo y todos los niños, jugando, cantando, gritando, corriendo y sudando”.

 El trabajo que UNICEF desarrolla en Haití sólo es posible gracias a ciudadanos, Gobiernos, empresas y otras entidades que se han volcado con el pueblo caribeño. En este sentido, la Presidenta de UNICEF España, Consuelo Crespo, agradeció la contribución de la sociedad española al trabajo de UNICEF en Haití. No obstante, tanto Consuelo Crespo como Ana Duato incidieron en que, debido a la dimensión de la catástrofe y a la situación de Haití antes del seísmo, la recuperación y reconstrucción del país llevará mucho tiempo. “Debemos seguir apoyando a Haití a largo plazo”, concluyó la Presidenta de UNICEF España.