Mozambique, en la senda del cumplimiento de los ODM

17/05/2011 | Actualizada a las 15:43h |

Los niños en la escuela en Mozambique.

Por Cristina Alonso, Alianzas Corporativas de UNICEF España

Acabo  de llegar de Mozambique después de un viaje realizado con los empleados de Banesto para conocer el trabajo de UNICEF en el país. Ha sido una experiencia increíble.

Hemos tenido ocasión de visitar diferentes proyectos apoyados por UNICEF en colaboración con el Gobierno de Mozambique. Lo primero que hemos visto ha sido el alto grado de concienciación y de apropiación que tienen las autoridades para que la protección de la infancia y la mejora de la calidad de la educación sean cuestiones de primer orden en la política del país. Esto nos da idea de la seriedad de los esfuerzos que se están haciendo para avanzar en los targets de cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

En Nampula tuvimos ocasión de visitar un cine móvil comunitario que realiza sensibilización sobre los temas de protección de la infancia en zonas rurales, donde apenas llega información al respecto. Toda la comunidad (niños, padres, adultos) visionan representaciones en las que se tratan temas como la importancia de que las niñas no abandonen la escuela y continúen con su educación, o qué tipo de acciones legales y de denuncia se deben realizar cuando alguna niña sufre abuso sexual, y que estos casos no queden silenciados en la comunidad. Además se hacen entrevistas a las personas de la comunidad acerca de lo que han visto, como una buena vía para profundizar en los mensajes.

Estos programas de sensibilización de cines móviles se realizan en áreas rurales con índices de analfabetismo elevados y con un acceso muy limitado a medios electrónicos. Gracias a ello, toda la comunidad, decenas de padres, niños y jóvenes, ven y escuchan hablar de los derechos y la protección de la infancia.

En otra ocasión nos trasladamos al distrito de Angoche, en la provincia de Nampula, donde visitamos dos escuelas de primaria: la de Paparato y la de Namaponda. En las clases observamos cómo en los pupitres se aprietan 3 y hasta 4 niños por banco. Podemos contar 100 niños por clase, algunas veces pueden ser 150 niños, que escuchan incluso a través de las ventanas. Muchos de los niños llegan andando desde lejos, algunos pueden llegar a caminar hasta 40 kilómetros al día para ir a la escuela y volver a sus casas.

Los profesores nos cuentan orgullosos que cada año aumenta el número de niños que asiste a la escuela, y sobre todo de niñas. No obstante, nos explican que siguen haciendo falta más profesores y más escuelas para poder ofrecer una educación de calidad a todos los niños.

En la escuela de Namaponda disfrutamos de la exhibición de gimnasia, es el kit para el deporte proporcionado por UNICEF a las Escuelas Amigas de la Infancia.  Alrededor de 400 personas se agolpan para ver aquel espectáculo. Es fantástico ver cómo practican diferentes pruebas deportivas, los relevos, el lanzamiento de peso, las vallas,….. en una coreografía perfecta. Nos asombra, además, la fascinación que este espectáculo produce en el resto de la comunidad que lo admiran divertidos.

También visitamos la radio comunitaria de Paparato, donde niños de 12-13 años emiten un programa realizado íntegramente por ellos. Se emite los sábados y los domingos para todas las comunidades cercanas. Preparan entrevistas, redactan noticias y sensibilizan sobre asuntos como el abuso infantil, la violencia contra los niños, el VIH/SIDA, la salud, la educación,… Además, los niños pueden compartir opiniones y experiencias sobre los temas que les afectan.

El viaje ha sido corto e intenso, pero todos hemos vuelto con mil imágenes de un país de gente maravillosa, que está luchando para que se cumplan los derechos de los niños, pero que tiene una grave carencia de recursos económicos. De ahí, la importancia de continuar con nuestra labor. Y con eso vuelvo contenta, porque siento que el reto de ayudar a alcanzar un futuro mejor para estos niños está en nuestras manos.

2 comentarios

Sonia

Maravillo y la gente del lugar increíble. Animo a todo aquel que pueda vaya a ver estos lugares. El trabajo de Unicef en Mozambique es bastante notorio y la concienciación que se está haciendo sobre el tema de la discriminación, los abusos, la asistencia a las escuelas, la higiene y el agua muy importante y significativo. Un abrazo.

Arildo Drivdal

Excelente!

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
note: unicef_customizations.module
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.